Go to Contents Go to Navigation

(5ª AMPLIACIÓN) Los casos vinculados con los clubes siguen en aumento antes de que se reabran más escuelas

Nacional 26/05/2020 20:03
Los miembros del personal médico hablan con unos ciudadanos que esperan en fila para ser sometidos a la prueba del nuevo coronavirus, en un centro médico público, en el distrito de Gangseo, en el oeste de Seúl, el 26 de mayo de 2020, un día después de que un estudiante de un jardín de infancia de la zona diera positivo en la prueba.

Seúl, 26 de mayo (Yonhap) -- La lucha de Corea del Sur contra el nuevo coronavirus parece eternizarse dado que continúan los brotes esporádicos vinculados con una infección grupal en el barrio de vida nocturna de Itaewon, en Seúl, antes de que se inicie una nueva fase de reapertura de las escuelas.

Corea del Sur ha reportado, este martes, 19 casos adicionales del nuevo coronavirus, 16 de los cuales son infecciones locales, elevando el total de infecciones en el país a 11.225, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

Los casos reportados diariamente se mantuvieron por debajo de los 20 por segundo día consecutivo, después de haber rondado el umbral en los tres días anteriores.

Itaewon ha surgido como un foco de infecciones grupales, después de que un hombre, de 29 años de edad, diera positivo en la prueba del virus, el 6 de mayo, tras visitar varios clubs y bares del barrio.

A fecha de este martes al mediodía, se han ligado 255 casos a la infección grupal de Itaewon, lo que supone un aumento de 18 frente al día previo. Casi la mitad de estos casos se detectaron en Seúl.

Uno de los casos recientes involucró siete niveles de transmisión que se rastrearon hasta un paciente en Incheon, quien mintió sobre su visita a Itaewon e infectó a sus estudiantes en una escuela de estudios intensivos. Más de 83.000 personas se han sometido a la prueba del coronavirus por el brote de Itaewon.

El KCDC dijo que también está atento a los casos provenientes de las reuniones de estudios bíblicos en algunas ciudades, así como de las infecciones grupales en un centro logístico en Bucheon, al oeste de Seúl.

Ocho casos más relacionados con el centro logístico de Bucheon de Coupang, la principal firma de comercio electrónico del país, fueron confirmados este martes, según las autoridades, lo que eleva el número total a 11 -nueve trabajadores y dos familiares-. La compañía cerró el centro logístico el lunes.

Asimismo, el país reportó dos muertes adicionales por el virus, llevando el total de fallecimientos a 269.

En Corea del Sur se han recuperado del virus un total de 10.275 personas, lo cual supone un aumento de 49 en comparación con el día anterior, mientras que 681 pacientes se encuentran actualmente bajo tratamiento, según el KCDC.

Pese a que se han detectado transmisiones esporádicas en toda la nación relacionadas con la infección grupal de Itaewon, las autoridades sanitarias dijeron que no están considerando volver a implementar el distanciamiento social estricto, ya que las capacidades de prevención epidemiológica del país son suficientes para manejar la reciente situación del virus.

Sin embargo, se mantienen vigilantes sobre la continuación de la reapertura de las escuelas, a medida que se estima que 2,37 millones de estudiantes regresen a las aulas el miércoles.

Las personas con mascarillas se suben a un autobús, el 26 de mayo de 2020, en Seúl. Las autoridades sanitarias dijeron que todos los pasajeros de autobuses, taxis y aviones deben usar mascarillas para prevenir la infección por coronavirus.

Alrededor de 440.000 estudiantes de último curso de preparatoria regresaron a las escuelas la semana pasada, tras más de dos meses de retraso debido a la pandemia.

Algunas escuelas en el distrito de Gangseo, al oeste de Seúl, decidieron postergar su reapertura una semana, después de que un párvulo diese positivo en la prueba del virus.

Debido a que los estudiantes se reunirán con sus compañeros de clase después de tanto tiempo, existe la posibilidad de que olviden las reglas de higiene personal, dijo Son Young-rae, portavoz del Ministerio de Salud y Bienestar Social del país.

Para evitar que el virus se propague más, el Gobierno ha solicitado que todas las personas usen mascarillas cuando aborden los autobuses y taxis, dado que, de lo contrario, se les podría negar la entrada a los mismos.

Asimismo, a partir del miércoles, los pasajeros aéreos deberán usar mascarillas de forma obligatoria, independientemente de sus vuelos.

Algunos Gobiernos municipales han emitido una orden administrativa para prohibir los encuentros en establecimientos de entretenimiento con alto riesgo de infección, como clubes y bares, puesto que se han dado casos recientes en dichas instalaciones.

Las autoridades sanitarias dijeron, a las 6:00 p.m. del lunes, que 33.468 personas se encuentran en autoconfinamiento, y que la mayoría de ellas son procedentes del extranjero. Los que lleguen del extranjero deben someterse a una autocuarentena de 14 días en el país.

Corea del Sur ha estado ordenando a los violadores de las reglas de autoaislamiento que lleven pulseras electrónicas para rastear sus movimientos.

Actualmente 17 personas están usando el aparato, según el ministerio.

El KCDC dijo que se han reportado en el país dos casos sospechosos del síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C), una misteriosa enfermedad inflamatoria pediátrica que posiblemente está vinculada con el COVID-19.

Los casos sospechosos, incluido el de un niño menor de 10 años de edad, se informaron un día después de que las autoridades sanitarias decidieran establecer un sistema para detectar y analizar el MIS-C, tras los reportes de la enfermedad en el extranjero.

El KCDC dijo que el país decidirá si se otorgará un permiso de importación especial para el Remdesivir, un medicamento desarrollado para tratar el ébola que ha surgido como una nueva esperanza en el tratamiento del nuevo coronavirus, después de una reunión del comité clínico central, a celebrarse el jueves.

Los miembros del personal sanitario desinfectan el aula de una escuela primaria en Gwangju, el 26 de mayo de 2020, un día antes de la reapertura de la institución.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir