Go to Contents Go to Navigation

(3ª AMPLIACIÓN) El UNC dice que no puede determinar si Pyongyang comenzó el fuego de forma accidental

Nacional 26/05/2020 19:35
Esta foto, tomada el 22 de mayo de 2019, muestra un puesto de guardia surcoreano dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés) en Cheorwon, en la provincia de Gangwon. (Foto del cuerpo de prensa)

Seúl, 26 de mayo (Yonhap) -- El Comando de las Naciones Unidas (UNC, según sus siglas en inglés) ha dicho, este martes, que no pudo determinar "definitivamente" si Corea del Norte comenzó intencionalmente, o por error, el fuego con Corea del Sur dentro de la Zona Desmilitarizada (DMZ), pero dijo que tanto Seúl como Pyongyang violaron el acuerdo de armisticio en su reciente intercambio de disparos.

El comando liderado por Estados Unidos, que administra la DMZ y hace cumplir el armisticio que detuvo la Guerra de Corea de 1950-53, llegó a la conclusión después de una investigación de semanas de duración sobre el incidente del 3 de mayo, cuando cuatro balas de Corea del Norte alcanzaron un puesto de guardia de Corea del Sur, causando que las tropas surcoreanas devuelvan el fuego.

Según la investigación, Corea del Norte cometió la violación al disparar cuatro rondas de armas pequeñas de 14,5 milímetros contra un puesto de guardia surcoreano desde su puesto de guardia ubicado en el lado norte de la frontera intercoreana.

Pero, en un comunicado publicado en su página de Facebook, el UNC dijo que la investigación no pudo determinar claramente si las cuatro rondas de disparos fueron realizadas de manera intencionada o por error.

El comando invitó al Ejército norcoreano a proporcionar información sobre el caso, y Pyongyang acusó recibo de la solicitud, pero no ha ofrecido una respuesta formal, según añadió el UNC.

Según el UNC, Corea del Sur también violó el armisticio al responder "con dos descargas de disparos" hacia Corea del Norte.

El comando dijo que, en base a los resultados integrales de la investigación, el UNC mantendrá diálogos de seguimiento con ambas partes a fin de alentar la implementación de medidas para prevenir la recurrencia de violaciones del armisticio.

Según el artículo 1 del acuerdo, ninguna de las partes "ejecutará ningún acto hostil dentro, desde o contra la zona desmilitarizada".

Entre tanto, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur expresó su pesar por la conclusión del UNC, sin haber investigado a Corea del Norte, y afirmó que el Sur respondió a los disparos del Norte de manera apropiada de acuerdo con un manual.

El ministerio dijo en un comunicado que su unidad en la escena tomó las medidas apropiadas de acuerdo con un manual de respuesta, y que lamenta que los resultados de la investigación se hayan anunciado sin una investigación práctica de los disparos del Ejército norcoreano.

Citando el pacto militar intercoreano firmado en 2018, el ministerio dijo que continuarán implementando plenamente el acuerdo militar del 19 de septiembre y tomando otras medidas para aliviar las tensiones militares y promover la paz en la península coreana.

Señalando que el acuerdo de armisticio está destinado a minimizar el riesgo de incidentes como el intercambio de disparos, el UNC dijo que continuará identificando e implementando formas de mejorar las condiciones de paz y estabilidad en la península coreana.

Después del incidente, el UNC envió un equipo multinacional de investigación especial para una investigación, que fue observada por la Comisión de Supervisión de Naciones Neutrales (NNSC) para garantizar la transparencia y la equidad, según dijo el comando, añadiendo que el Ejército surcoreano cooperó plenamente con la investigación.

Previamente, las autoridades militares surcoreanas y EE. UU. dijeron que evaluaron el incidente como accidental en base a las pruebas obtenidas de varias fuentes de inteligencia.

El día del incidente, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, también dijo que cree que fue "accidental".

Anteriormente, el Estado Mayor Conjunto (JCS) dijo que el lado surcoreano disparó unas 15 rondas con la ametralladora K-3 al puesto de guardia norcoreano.

Al enterarse de que el Norte había empleado una ametralladora antiaérea de 14,5 milímetros, el Sur disparó otras 15 rondas con una ametralladora pesada K-6 de 12,7 milímetros, en consonancia con el principio de respuestas proporcionales.

Después del tiroteo, Corea del Sur envió un aviso al Norte y pidió una explicación, pero Pyongyang sigue sin responder.

Fue el primer intercambio de disparos entre las dos Coreas en años. En virtud del Acuerdo Militar Integral (CMA), firmado en septiembre de 2018, las dos Coreas acordaron detener todos los actos hostiles entre ellas, con la finalidad de reducir las tensiones y generar confianza.

La DMZ, que cuenta con unos 250 kilómetros de largo y 4 de ancho, es una de las fronteras más fortificadas del mundo y usualmente ha sido un punto álgido entre las dos Coreas, aunque Corea del Sur ha estado tratando de convertir el área en una zona de paz global.

Esta foto, tomada el 19 de septiembre de 2019, muestra un puesto de guardia norcoreano en el lado norte de la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés) visto desde un observatorio surcoreano en Paju, en la provincia de Gyeonggi.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir