Go to Contents Go to Navigation

Los expertos dicen que es probable que un nuevo submarino o SLBM sean los próximos pasos de Corea del Norte para el fortalecimiento de la disuasión de guerra nuclear

Últimas noticias 25/05/2020 16:23
Esta fotografía, publicada, el 23 de julio de 2019, por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte, muestra al presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un (segundo por la dcha.), inspeccionando un submarino construido recientemente. (Uso exclusivo en Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 25 de mayo (Yonhap) -- La medida más probable que podría adoptar Corea del Norte para reforzar su capacidad nuclear sería lanzar un nuevo submarino y un misil balístico de lanzamiento submarino (SLBM, según sus siglas en inglés), aunque se estima que el régimen norcoreano esté en la cuerda floja antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, han dicho, este lunes, los expertos.

La Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) informó, el domingo, que, tras estar ausente del ojo público durante semanas, el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, convocó una reunión de la Comisión Militar Central del Partido de los Trabajadores y discutió las "nuevas políticas para incrementar aún más la disuasión de guerra nuclear".

El anuncio atrajo una atención renovada sobre la advertencia, emitida por Corea del Norte a fines del año pasado, de que presentará una "nueva arma estratégica" y que podría tomar una "acción real impactante", en medio de los diálogos estancados sobre la desnuclearización con Estados Unidos.

Entre las posibles nuevas armas estratégicas que el país comunista podría presentar, se encuentran los nuevos misiles balísticos intercontinentales (ICBM) con mayores alcances, misiles balísticos de lanzamiento submarino (SLBM) o submarinos capaces de disparar SLBM.

Las autoridades de inteligencia de Corea del Sur dijeron que han estado monitorizando estrechamente las actividades del Norte, en cuanto a los preparativos para la botadura de un nuevo submarino, que se desveló, por primera vez, en julio de 2019.

Se cree que el submarino, que ha estado en construcción en la base naval de Sinpo, en la costa este, tendrá 3.000 toneladas y será capaz de llevar tres SLBM.

Una fuente militar dijo que parece que ya está casi listo para ser puesto en servicio, agregando que están observando de cerca la fecha en la que Corea del Norte celebrará la ceremonia de botadura.

A inicios de este mes, el Servicio de Inteligencia Nacional (NIS) de Seúl señaló que, en el astillero de Sinpo, se detectaron submarinos de clase Gorae, de 2.000 toneladas, y equipos de lanzamiento de misiles bajo el agua.

Actualmente, se cree que Corea del Norte cuenta con 70 submarinos, incluidos cerca de 20 submarinos de clase Romeo, de 1.800 toneladas. Sin embargo, se sabe que una gran parte de dichos submarinos están obsoletos y no son aptos para las operaciones más allá de las aguas costeras.

Asimismo, Corea del Norte podría llevar a cabo otras pruebas de sus nuevos SLBM, los Pukguksong-3, después de la primera prueba de lanzamiento, realizada en octubre de 2019, en la costa este, cerca de Wonsan.

Según el Estado Mayor Conjunto (JCS), se estima que la misma sea de una versión mejorada del misil Pukguksong-1, clasificado como un misil de alcance medio. Durante las pruebas realizadas en octubre, el misil voló, aproximadamente, 450 kilómetros a una altitud máxima de cerca de 910 kilómetros.

El SLBM completa el arsenal nuclear estratégico del Norte, junto con los bombarderos con capacidad nuclear y los misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

Generalmente, los SLBM tienen una menor precisión que los ICBM, y pueden llevar ojivas nucleares más pequeñas. No obstante, si Corea del Norte se enfrenta a un "ataque preventivo" de las fuerzas enemigas, puede emplear los SLBM, de manera efectiva, para lanzar un contraataque nuclear repentino contra blancos fáciles.

De acuerdo con las autoridades de inteligencia del Sur, Corea del Norte desarrolló dos misiles tipo Pukguksong y su alcance de vuelo se sitúa en alrededor de 1.300 kilómetros.

Shin Jong-woo, analista principal del Foro de Defensa y Seguridad de Corea del Sur, en Seúl, dijo que esto podría plantear amenazas no solo para la región, sino también para la seguridad mundial, ya que los misiles lanzados desde debajo del agua son difíciles de detectar y que es probable que estén diseñados para ser lanzados desde cilindros, para que sean fáciles de trasladar.

Durante una reunión clave del partido, el líder norcoreano también ascendió a Ri Pyong-chol, encargado de construir armas y misiles nucleares, a vicepresidente de la comisión. Asimismo, Pak Jon-chon, jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea del Norte, fue nombrado vicemariscal.

Shin agregó que su ascenso indica que Kim seguirá expandiendo las capacidades nucleares y de misiles del Norte, en medio del estancamiento en los diálogos de desnuclearización con EE. UU.

Sin embargo, parece que el reciente esfuerzo para reforzar las capacidades nucleares busca agregar presión sobre Estados Unidos, a fin de que tome pasos concretos para llevar adelante el diálogo estancado, y endurecer la disciplina de sus propias organizaciones militares, en vez de ser una advertencia sobre las inminentes medidas provocativas, según los expertos.

Hong Min, un investigador del Instituto Surcoreano para la Unificación Nacional, dijo que parece que Corea del Norte ya ha puesto en servicio o desplegará pronto nuevos misiles balísticos de corto alcance, desvelados el año pasado, y que se prevé que el Norte maximice dichas armas como presión durante algún tiempo, en lugar de cruzar la línea roja.

Desde el fracaso de las negociaciones sobre el programa nuclear con EE. UU., a inicios del año pasado, Corea del Norte ha alardeado de varios tipos de misiles nuevos y llevado a cabo pruebas importantes de armas, que implican, sobre todo, proyectiles de corto alcance.

A principios de este año, Pyongyang advirtió de una "nueva arma estratégica" y una "acción real impactante"; sin embargo, se abstuvo de lanzar misiles balísticos intercontinentales.

Esta fotografía, publicada, el 2 de octubre de 2019 por los medios de comunicación estatales de Corea del Norte, muestra un misil lanzado desde el agua, en la costa este. La KCNA informó, al día siguiente, que la prueba de un misil balístico de lanzamiento submarino se realizó exitosamente, el día previo, en la costa este, en Wonsan. (Uso exclusivo en Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir