Go to Contents Go to Navigation

El heredero de Samsung regresa a Corea del Sur tras su visita a una fábrica de chips en China

Tecnología 19/05/2020 16:07
El vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong (centro), sale por la puerta de llegadas del Aeropuerto Internacional de Gimpo, en el oeste de Seúl, el 19 de mayo de 2020, tras haber regresado de su viaje de negocios, de tres días, a China.

Seúl, 19 de mayo (Yonhap) -- El vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, ha regresado a Corea del Sur, este martes, tras su viaje a China, en medio de las crecientes incertidumbres sobre la recuperación económica global de la pandemia del nuevo coronavirus.

Durante su visita, de tres días, Lee, el líder de facto del principal conglomerado de Corea del Sur, inspeccionó, el lunes, la planta de chips de Samsung Electronics en Xian, en la provincia de Shaanxi, a unos 1.000 kilómetros al suroeste de Pekín, y alentó a sus trabajadores, que están tratando de sobreponerse a las consecuencias de la pandemia.

La planta de Xian es la única fábrica de chips de memoria de Samsung en el extranjero. El gigante tecnológico surcoreano reveló, el año pasado, que invertirá en la planta 8.000 millones de dólares adicionales y envió, en abril, a unos 200 ingenieros para la expansión de la segunda planta de Xian.

Posteriormente, el mismo día, Lee se reunió con el gobernador de la provincia de Shaanxi, Hu Heping, donde discutieron sobre las maneras de mejorar la cooperación entre Samsung y la provincia.

El viaje de negocios de Lee se produjo en medio de las crecientes incertidumbres por la renovada disputa comercial entre Washington y Pekín, pese a que varios países alrededor del mundo han comenzado a reabrir sus economías y eliminar los bloqueos implementados por el virus.

Durante su visita a la planta de Xian, Lee enfatizó que Samsung debería ser precavida y estar preparada para los cambios que se avecinan.

Lee, hijo único del presidente encamado de Samsung, Lee Kun-hee, es uno de los primeros líderes empresariales destacados en viajar a China después de que Seúl y Pekín comenzaran a operar, este mes, un sistema de entrada por la vía rápida para los empresarios.

De conformidad con el sistema, Lee no tendrá que someterse a una autocuarentena de dos semanas tras su llegada de China. Sin embargo, solo se permitirá que el magnate regrese a casa si da negativo en la prueba del COVID-19 en el Aeropuerto Internacional de Gimpo, en Seúl.

Incluso si es eximido de la cuarentena, Lee estará bajo una estrecha monitorización para que las autoridades se aseguren de que no tiene síntomas de coronavirus.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir