Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) El heredero de Samsung visita una fábrica de chips en China en medio de la recuperación ante el coronavirus

Tecnología 18/05/2020 22:25
La foto, proporcionada, el 18 de mayo de 2020, por Samsung Electronics Co., muestra al vicepresidente de la firma, Lee Jae-yong (centro), inspeccionando la planta de semiconductores de la compañía en Xian, China. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 18 de mayo (Yonhap) -- El vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, ha visitado, este lunes, la fábrica de chips de la empresa en China para evaluar sus planes de negocio para superar la crisis del nuevo coronavirus, en medio de la reapertura de la segunda economía del mundo.

Lee, el líder de facto del principal conglomerado de Corea del Sur, inspeccionó la planta de chips de Samsung Electronics en Xian, a unos 1.000 kilómetros al suroeste de Pekín, y alentó a sus trabajadores que están tratando de sobreponerse a las consecuencias de la pandemia.

"La empresa no debería estar retenida por el pasado ni debe estar satisfecha con el presente. Para contar con nuevos motores de crecimiento, necesitamos ser precavidos y estar preparados para los cambios que se avecinan", dijo Lee, en sus declaraciones proporcionadas por la compañía. "No tenemos tiempo y no podemos perder este momento", añadió.

Este supone el primer viaje de negocios al extranjero de Lee desde enero, cuando visitó Brasil antes de que la pandemia del coronavirus se volviera un problema global. Lee había visitado previamente la planta de Xian en febrero del año pasado.

Corea del Sur y China comenzaron a operar, este mes, un sistema de entrada por la vía rápida, el cual otorga una exención a los viajeros de negocios para evitar el aislamiento obligatorio de 14 días, en una medida para ayudar a minimizar las consecuencias de las restricciones de entrada impuestas por la pandemia.

Según se informa, Lee, hijo único del presidente encamado de Samsung, Lee Kun-hee, fue sometido a la prueba del COVID-19 al entrar en China.

La planta de Xian es la única fábrica de chips de memoria de Samsung en el extranjero. El gigante tecnológico surcoreano reveló, el año pasado, que invertirá 8.000 millones de dólares adicionales en la planta y envió, en abril, a unos 200 ingenieros para la expansión de la segunda planta de Xian.

El gigante tecnológico anunció, anteriormente, que planea inyectar miles de millones de dólares en la planta, que es una parte integral de su impulso para convertirse en el mayor fabricante de chips para sistemas del mundo para 2030. El viaje del vicepresidente es considerado como una muestra de la determinación de la compañía de cumplir el objetivo a pesar de varios desafíos, como el brote de COVID-19 y las disputas comerciales.

La industria de semiconductores, en su conjunto, se enfrenta a crecientes incertidumbres por la renovada disputa comercial entre Washington y Pekín, pese a que varios países alrededor del mundo han comenzado a reabrir sus economías y eliminar los bloqueos implementados por el virus.

La visita de Lee se produjo en medio de las preocupaciones de que Samsung Electronics podría ser presionada por Estados Unidos para unirse a su iniciativa de dejar a la empresa china Huawei Technologies Co. sin proveedores globales.

El Departamento de Comercio de EE. UU. dijo, el viernes pasado, que los fabricantes extranjeros de chips que utilicen equipamiento y software estadounidenses para la producción de los mismos tendrán que solicitar una licencia antes de exportar chips a Huawei.

Samsung reportó un desempeño sólido en sus ganancias del primer trimestre gracias a su negocio de chips, incrementándose sus ganancias de explotación un 3,43 por ciento interanual, a 6,4 billones de wones (5.200 millones de dólares) y experimentando sus ventas una subida del 5,61 por ciento interanual, hasta los 55,3 billones de wones (45.200 millones de dólares).

La compañía pronosticó previamente que la demanda de chips de memoria permanecería firme con el aumento de la cultura del teletrabajo; sin embargo, puede que su desempeño general para el segundo trimestre no sea sorprendente, ya que la pandemia dañará de forma considerable la demanda de algunos de sus productos clave, incluidos los teléfonos inteligentes.

Las fuentes de la compañía dijeron que Lee no será puesto en la autocuarentena de dos semanas después de regresar de China, aunque se le permitirá volver a casa solo después de ser examinado en el aeropuerto. El empresario, por otro lado, estará bajo una estrecha vigilancia para asegurarse de que no presenta síntomas de la enfermedad infecciosa.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir