Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(4ª AMPLIACIÓN) Los casos del virus se mantienen bajos en medio de una desaceleración en las infecciones vinculadas a Itaewon

Nacional 18/05/2020 16:27
Los visitantes son sometidos a un chequeo de temperatura corporal, el 18 de mayo de 2020, en un cementerio nacional que honra a los asesinados durante el levantamiento prodemocrático de 1980, en la ciudad sudoccidental de Gwangju.

Seúl, 18 de mayo (Yonhap) -- Corea del Sur ha reportado, este lunes, 15 casos adicionales del nuevo coronavirus, a medida que el país vio señales claras de una desaceleración en las infecciones vinculadas a los clubs nocturnos.

Los nuevos casos, detectados el domingo, elevaron el total de infecciones del COVID-19 en el país a 11.065, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés). Entre los casos recién reportados hubo cinco infecciones locales.

El país reportó 13 casos nuevos el día anterior, el menor incremento diario desde que Itaewon, un barrio de vida nocturna en Seúl, emergiese como un foco de infecciones grupales de coronavirus este mes.

Las preocupaciones sobre una segunda ola de infecciones habían aumentado después de que un grupo de discotequeros diera positivo en la prueba del COVID-19, poco después de que el país decidiera aliviar el distanciamiento social.

Después de que un infectado visitara unos clubs nocturnos en Itaewon a principios de mayo, el país ha experimentado un resurgimiento del número de pacientes nuevos, mientras que el incremento diario alcanzó los 35 casos el lunes de la semana pasada, lo cual supuso la cifra más alta en lo que va del mes.

Las autoridades dijeron que, aparentemente, el primer paciente del grupo de infección de Itaewon contrajo el virus a finales de abril, aunque la investigación sigue en curso.

Se estimó que alrededor de 5.000 personas visitaron los clubs afectados en Itaewon del 24 de abril al 6 de mayo, pero las autoridades sanitarias permanecen vigilantes sobre transmisiones secundarias y terciarias del virus.

Las autoridades sanitarias dijeron que, hasta el momento, han llevado a cabo más de 65.000 pruebas sobre personas relacionadas con las infecciones vinculadas a Itaewon.

El número de casos vinculados a las infecciones grupales alcanzó aproximadamente los 170, a fecha del domingo pasado, según las autoridades. Entre ellos, 93 casos se reportaron en Seúl y 33 en la provincia de Gyeonggi.

Mientras que Corea del Sur cree que ha puesto bajo control las infecciones vinculadas a Itaewon, las autoridades permanecen alerta sobre lo que llaman "propagadores ocultos".

Las autoridades sanitarias también dijeron que un paciente vietnamita, de 32 años, que dio positivo en la prueba del virus el domingo, había visitado un club nocturno en Bucheon, al oeste de Seúl, a principios de este mes.

No se detectaron infecciones secundarias inmediatamente; sin embargo, las autoridades sanitarias urgieron a aquellos que visitaron el club nocturno Merit, el 9 de mayo, alrededor de la medianoche, a que se sometan a la prueba del COVID-19.

Asimismo, el país informó de una muerte adicional por el nuevo coronavirus, llevando el total a 263 fallecimientos. La tasa media de mortalidad alcanzó el 2,38 por ciento.

En total, 9.904 personas en Corea del Sur se han recuperado del virus, lo cual supone un aumento de 16 en comparación con el día anterior.

Corea del Sur, que tiene una población de aproximadamente 50 millones de habitantes, ha sometido a 753.211 personas a la prueba del coronavirus, desde el 3 de enero, incluidas las 5.558 realizadas el domingo.

Las infecciones importadas, que solían ser la mayor amenaza para las operaciones de prevención epidemiológica de Corea del Sur antes de que surgieran las infecciones que involucran a los discotequeros, se elevaron en 10, alcanzando un total de 1.177.

Las autoridades sanitarias dijeron que planean aliviar la monitorización de aquellos que hayan vuelto a dar positivo en la prueba del COVID-19 tras recuperarse completamente. A fecha de este lunes, el número de tales casos alcanzó los 447.

Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social surcoreano, dijo, durante una sesión informativa, que, hasta ahora, no ha habido infecciones secundarias de personas que tuvieron contacto con pacientes con recaída, agregando que no se ha encontrado evidencia de que esos casos sean contagiosos.

Corea del Sur ha estado sugiriendo que los casos de recaída no suponen una "reactivación" ni reinfección" del virus en las personas.

La jefa del KCDC, Jeong Eun-kyeong, reiteró la postura, diciendo que aquellos que se hayan recuperado de la enfermedad podrán regresar a sus rutinas, a partir del martes, sin la necesidad de ser sometidos a más pruebas del virus.

El 6 de mayo, el país cambió a la "prevención epidemiológica de la vida cotidiana" y la normalización de las instalaciones públicas y otros establecimientos comerciales, bajo la condición de que respeten las medidas básicas de saneamiento. Sin embargo, el brote en Itaewon provocó que se impusieran restricciones en instalaciones de karaoke, bares y clubs nocturnos.

Los estudiantes de último grado de enseñanza secundaria regresarán a las escuelas a partir del miércoles, una semana más tarde de lo programado, y los de otros grados iniciarán gradualmente su año escolar para el 8 de junio.

Los miembros del personal médico someten a los visitantes a las pruebas del COVID-19, el 18 de mayo de 2020, en una clínica provisional, en Seúl.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir