Go to Contents Go to Navigation

El Ejército promete una inspección rigurosa de armamentos tras el mal funcionamiento de una ametralladora durante los disparos en la DMZ

Corea del Norte 15/05/2020 15:56
La fotografía, tomada el 22 de mayo de 2019, muestra a un puesto de guardia surcoreano dentro de la DMZ, en Cheorwon, provincia de Gangwon. (Foto del cuerpo de prensa)

Seúl, 15 de mayo (Yonhap) -- Todas las armas de fuego ligeras en los puestos de guardia de la frontera surcoreana han sido inspecionadas recientemente, y no se ha encontrado ningún problema, ha dicho, este viernes, un oficial del Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés), tras el reporte de que hubo una demora en responder a los recientes disparos de Corea del Norte debido al mal funcionamiento de una ametralladora.

El oficial del JCS realizó el comentario durante una conferencia de prensa, prometiendo reforzar las inspecciones regulares de armas para evitar que vuelva a ocurrir un incidente similar y mantener una completa postura de preparación.

El Ejército fue criticado duramente tras las revelaciones de que se demoró más de 30 minutos en devolver el fuego después de que al menos cuatro disparos del Norte impactaran un puesto de guardia surcoreano en la Zona Desmilitarizada (DMZ), el 3 de mayo.

Los oficiales atribuyeron la respuesta lenta a un mal funcionamiento de una ametralladora KR-6.

Los oficiales dijeron, anteriormente, que los soldados que estaban de guardia, intentaron disparar la ametralladora a control remoto, después de escuchar los disparos y encontrar las marcas de las balas en la pared del puesto de guardia; sin embargo, el arma no funcionaba debido a una avería de la aguja percutora.

Según el JCS, después del intento fallido con la ametralladora KR-6, los soldados surcoreanos recurrieron a las ametralladoras K-3 y K-6, y dispararon alrededor de 30 rondas al puesto de guardia norcoreano. El Sur requirió 32 minutos para disparar después de que sus soldados, que estaban de guardia, escucharan los disparos del Norte, y 22 minutos después de que encontraran las marcas de bala en la pared de su puesto.

El oficial dijo que, tras el incidente, revisaron todos los armamentos ligeros desplegados en los puestos de guardia a lo largo de la DMZ y no encontraron ningún problema.

Se supone que un equipo de mantenimiento móvil inspecciona mensualmente las agujas percutoras y la última inspección fue realizada por el Ejército en enero, según el oficial.

Asimimo, mencionó que, en febrero, el equipo de mantenimiento no logró obtener el acesso a la DMZ debido a fuertes nevadas, y que, luego, los mantenimientos de este tipo habían sido suspendidos desde la semana pasada debido al nuevo coronavirus, añadiendo que el Ejército ha estado revisando las armas a diario; no obstante, es difícil hallar que una aguja percutora funcione correctamente mediante el proceso.

El oficial agregó que se llevarán a cabo inspecciones más rigurosas a diario y semanalmente, y que tomarán medidas preventivas para una completa postura de preparación.

nkim@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir