Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur cuenta con evidencia 'concluyente' de que los disparos de Corea del Norte en la DMZ fueron accidentales

Corea del Norte 13/05/2020 16:35
La foto de EPA muestra un puesto fronterizo de Corea del Norte, el 3 de mayo de 2020, en la frontera intercoreana, cerca de la ciudad de Paju, en la provincia de Gyeonggi.

Seúl, 13 de mayo (Yonhap) -- Corea del Sur ha obtenido evidencia "concluyente" de que los recientes disparos de Corea del Norte a un puesto de guardia surcoreano, al otro lado de la frontera, no fueron intencionales, dijeron, este miércoles, diversas fuentes.

La evaluación está en consonancia con la determinación de Estados Unidos de que el incidente fue "accidental".

El 3 de mayo, al menos cuatro disparos del Norte impactaron en el puesto de guardia surcoreano, en la parte central de la Zona Desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés), en Cheorwon, lo que incitó a los soldados del Sur a disparar de vuelta, según el Estado Mayor Conjunto (JCS).

Un oficial de alto rango del JCS dijo, a los reporteros -explicando los resultados de la investigación sobre el caso-, que no podía compartir los detalles pero que han obtenido evidencia de varias fuentes de inteligencia, incluidas las circunstanciales, de que fue un suceso accidental.

Posteriormente, el oficial describió la evidencia como "concluyente".

Otras fuentes dijeron que la evidencia, que incluye la inteligencia de señales (SIGINT), ha sido compartida con Estados Unidos. El día del incidente, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, dijo, en una entrevista con ABC News, que creía que fueron disparos accidentales.

El oficial del JCS también señaló que el Norte no realizó ninguna acción específica, pese a los disparos del Sur contra su puesto de guardia.

Añadió que si hubieran considerado que la situación era grave, los soldados del Norte se hubieran preparado para la acción, tal como lo hicieron los surcoreanos en aquel momento; sin embargo, tales movimientos específicos, como protegerse con cascos de acero, no fueron detectados. Agregó que también se detectó que los civiles que se encontraban cerca del lugar se encontraban realizando sus labores agrícolas cotidianas.

Los disparos se produjeron en un momento en que regularmente los soldados norcoreanos realizan un cambio de turno y revisan sus armas de fuego y equipos, aumentando las posibilidades de que sucedan disparos accidentales, dijo otro oficial del JCS.

Agregó que estaba neblinoso en aquel momento y el puesto de guardia norcoreano está ubicado a una altitud más baja que el surcoreano, lo cual representa unas condiciones desfavorables para que el Norte realice una provocación.

Corea del Norte se ha mantenido en silencio pese a que Corea del Sur envió una fuerte queja y demandó una explicación inmediata tras el incidente, dijo el Ministerio de Defensa.

Un oficial del ministerio dijo que se comunican con Corea del Norte dos veces al día a través de unas líneas militares directas, y que ya han planteado el problema por este medio. Añadió que siguen esperando una respuesta de Pyongyang.

El Comando de las Naciones Unidas (UNC) -encabezado por Estados Unidos-, que administra la DMZ y se encarga de hacer cumplir el acuerdo de armisticio, dijo que envió un equipo especial de investigación, de carácter multinacional, al lugar de los hechos, para determinar si hubo una violación del pacto que puso fin a la Guerra de Corea de 1950-53.

El oficial del JCS dijo que el UNC está investigando el caso y después de que presente sus resultados podrán llegar a una conclusión final.

Cuando se le preguntó cómo fue que los disparos de Corea del Norte lograron impactar el puesto de guardia surcoreano pese a haber sido accidentales, otro oficial del JCS dijo que ambas partes siempre apuntan el cañón de sus armas recíprocamente.

Los oficiales dijeron que la respuesta del Sur fue lenta debido a la avería en una de las armas.

Corea del Sur devolvió el fuego 32 minutos después de escuchar los disparos del Norte y 22 minutos después de que los soldados de guardia encontraran las marcas de las balas en el muro del puesto, dijo el oficial del JCS.

Los soldados escucharon por primera vez el sonido y vieron un destello a las 7:41 a.m.

El oficial de alto rango dijo que los soldados surcoreanos trataron primero de disparar una ametralladora KR-6 a control remoto. Sin embargo, debido a una avería, recurrieron a la ametralladora ligera K-3.

El lado surcoreano disparó unas 15 rondas con la ametralladora K-3 al puesto de guardia norcoreano.

Sin embargo, al enterarse de que el Norte había empleado una ametralladora antiaérea de 14,5 milímetros, el Sur disparó otras 15 rondas con una ametralladora pesada K-6 de 12,7 milímetros, en consonancia con el principio de respuestas proporcionales, según el oficial.

Señaló que, tal como los soldados norcoreanos apuntaron hacia el puesto de guardia de Corea del Sur, ellos tomaron la misma acción correspondiente. Añadió que fue hecha de acuerdo con el manual de respuesta.

Se trata del primer intercambio de disparos entre las dos Coreas en años. En virtud del Acuerdo Militar Integral (CMA), firmado en septiembre de 2018, las dos Coreas acordaron detener todos los actos hostiles entre ellas, con la finalidad de reducir las tensiones y generar confianza.

La DMZ, que cuenta con unos 250 kilómetros de largo y 4 de ancho, es una de las fronteras más fortificadas del mundo y usualmente ha sido un punto álgido entre las dos Coreas, aunque Corea del Sur ha estado tratando de convertir el área en una zona de paz global.

La foto, proporcionada por el Ministerio de Unificación, muestra a su ministro, Kim Yeon-chul (3º por la izda.), visitando la DMZ cerca de Paju, en la provincia de Gyeonggi, el 6 de mayo de 2020. (Prohibida su reventa y archivo)

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir