Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN) Corea del Sur y EE. UU. reanudan las negociaciones sobre el reparto de los costos de defensa

Nacional 18/03/2020 11:52
La fotografía, proporcionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, muestra al jefe negociador de Corea del Sur, Jeong Eun-bo (dcha.), y su homólogo estadounidense, James DeHart, antes de iniciar los diálogos del reparto de los costos de defensa, celebrados, el 17 de diciembre de 2019, en Seúl. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 18 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han iniciado en Los Ángeles una nueva ronda de conversaciones sobre el reparto de los costos de defensa, ha dicho, este miércoles, el Ministerio de Asuntos Exteriores en Seúl, a medida que los surcoreanos que trabajan en las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés) se enfrentan a una suspensión temporal sin sueldo en ausencia de un acuerdo para financiar sus salarios.

El jefe negociador de Seúl, Jeong Eun-bo, y su homólogo estadounidense, James DeHart, empezaron, el martes (hora estadounidense), las sesiones de negociación de dos días, tras una interrupción de dos meses, que enfatizó el desacuerdo sobre cuánto debe pagar Seúl por los gastos para el estacionamiento de 28.500 soldados estadounidenses en su territorio.

La séptima ronda de conversaciones para el acuerdo sobre el reparto de gastos, llamado el Acuerdo de Medidas Especiales (SMA), se produjo a medida que unos 9.000 empleados surcoreanos en las USFK se enfrentan a una licencia sin sueldo, que empezaría el 1 de abril, a menos que se logre un nuevo acuerdo.

El SMA del año pasado, que exigía a Seúl pagar alrededor de 870 millones de dólares para cubrir parte de los salarios de los trabajadores surcoreanos y ofrecer otras formas de apoyo a las tropas estadounidenses en el país, expiró en diciembre.

La Cancillería dijo, en un mensaje de texto enviado a los reporteros, que el primer día de las sesiones de negociación del SMA terminó el martes (hora local), después de que los negociadores se reunieran por la mañana y por la tarde.

El equipo negociador de Seúl entró en la nueva ronda de conversaciones con miras a reconciliar las diferencias sobre el monto total de los pagos de Corea del Sur a las USFK. Sin embargo, si las brechas son difíciles de cerrar, espera abordar primero el asunto del salario de los empleados surcoreanos.

En las conversaciones anteriores del SMA, Seúl propuso que ambas partes resolvieran primero la cuestión de los salarios bajo un acuerdo separado, usando un presupuesto que Seúl ya había destinado este año para las contribuciones financieras a las USFK.

Sin embargo, un funcionario del Departamento de Estado de EE. UU. se opuso a la idea de celebrar una negociación por separado sobre el tema salarial, informó la emisora de radio estadounidense Voice of America (VOA).

La emisora dijo que el funcionario, de la oficina del portavoz del Departamento de Estado, señaló, el lunes, en un correo electrónico, que la reciente propuesta de Corea del Sur sobre iniciar una negociación por separado, basada únicamente en la participación en los costos laborales, perjudicaría en gran medida la conclusión rápida de un SMA integral y aceptable por ambas partes, que aborde todas las facetas del acuerdo.

Añadió que las licencias sin sueldo podrían evitarse si Estados Unidos y Corea del Sur llegan a un acuerdo sobre un SMA más equitativo que respalde la opinión del presidente Trump de que los aliados y socios deberían cubrir su parte justa de los costos.

Desde septiembre del año pasado, ambos países han sostenido seis rondas de conversaciones del SMA, incluida la última en Washington, celebrada en enero. Sin embargo, no lograron estrechar las diferencias sobre cuánto debe asumir Seúl este año y en los próximos; y qué debe abarcar el SMA.

Estados Unidos revisó a la baja su demanda inicial, que exigía quintuplicar la contribución financiera de Seúl a las USFK hasta unos 5.000 millones de dólares. Pero se sabe que actualmente exige unos 4.000 millones de dólares, mientras que Seúl insiste en un aumento de casi el 10 por ciento.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir