Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Seúl y Tokio comienzan los diálogos comerciales en medio de su creciente disputa diplomática

Economía 10/03/2020 11:44
Seúl y Tokio comienzan los diálogos comerciales en medio de su creciente disputa diplomática - 1

Seúl, 10 de marzo (Yonhap) -- Corea del Sur y Japón se han reunido, este martes, por primera vez en tres meses, para discutir sobre su disputa comercial, en medio de las debilitadas esperanzas de reconciliación a medida que la propagación del nuevo coronavirus ha provocado más problemas de confianza diplomática.

Ambos países comenzaron la videoconferencia a nivel de directores generales a las 10:00 a.m., de acuerdo al Ministerio de Comercio, Industria y Energía.

Los funcionarios de Corea del Sur y Japón habían planeado mantener una reunión en persona, en Seúl, sin embargo, decidieron realizarla a través de una videoconferencia dado que los dos países vecinos han cerrado prácticamente sus fronteras entre sí por el brote global del COVID-19.

La reunión previa, celebrada en diciembre, en Tokio, no produjo avances importantes.

Tokio declaró una guerra comercial contra Seúl, en julio del año pasado, al imponer restricciones de exportación de tres materiales clave para las industrias de chips y pantallas de Corea del Sur: resina fotosensible, fluoruro de hidrógeno gaseoso y poliimida fluorada.

Posteriormente, Japón eliminó a Corea del Sur de su lista de socios comerciales de confianza, citando como motivo el presunto sistema laxo de Seúl para el control del comercio de los materiales de doble uso, que pueden ser desviados para uso militar. Sin embargo, Tokio no proporcionó pruebas para respaldar sus acusaciones.

Seúl considera las restricciones de exportación en su contra como una medida con connotación política provocada por los fallos del Tribunal Supremo de Corea del Sur, en 2018, que ordenaron a las firmas japonesas indemnizar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el período colonial japonés sobre la península coreana de 1910-45.

En una respuesta ojo por ojo, Corea del Sur eliminó a Japón de su lista de socios comerciales de confianza y buscó la mediación de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Para lograr un avance, ambos países realizaron algunos gestos de buena voluntad, que empezaron en noviembre del año pasado.

Por un lado, Corea del Sur abandonó su demanda ante la OMC y aplazó la terminación del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) con Japón.

Tokio, por su parte, eliminó parcialmente las restricciones de exportación a Corea del Sur de resina fotosensible, antes de la cumbre entre ambos países, en diciembre. Pese a los esfuerzos, el año pasado no lograron llegar a un acuerdo.

Mientras que la reunión de este martes, en principio, proporcionaría optimismo para lograr avances, es poco probable que ambos países rompan el estancamiento, puesto que el brote global del nuevo coronavirus ha generado más problemas de confianza.

El lunes, Tokio comenzó a solicitar que los extranjeros que lleguen al país desde Corea del Sur o China permanezcan en una autocuarentena de 14 días en instalaciones designadas y se abstengan de usar el transporte público. Además, suspendió su programa de exención de visado para los surcoreanos.

El mismo día, Seúl suspendió el programa de exención de visado para los japoneses e invalidó los visados emitidos previamente, diciendo que la medida de Tokio mostró una "falta de entendimiento" sobre el sistema de cuarentena "avanzado y sobresaliente" de Corea del Sur.

La semana pasada, Seúl volvió a instar a Tokio a que tome las acciones correspondientes y regrese sus regulaciones comerciales al nivel que se encontraban en julio del año pasado, señalando que ha hecho más esfuerzos para fortalecer sus controles de exportación para aliviar las reclamaciones de Japón.

Corea del Sur dijo que ha aumentado el número de personal en su Agencia de Seguridad de Comercio e Industria, en un 25 por ciento, para manejar de mejor forma su sistema de control de exportaciones y las organizaciones reestructuradas pertinentes.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir