Go to Contents Go to Navigation

El ministro de Cultura insta a los grupos religiosos a suspender las reuniones en medio de la propagación del coronavirus

Nacional 28/02/2020 15:18
En la imagen, proporcionada por el Ministerio de Cultura, Deportes y Turismo de Corea del Sur, se muestra al ministro de Cultura, Park Yang-woo (izda.), durante una reunión con el pastor Lee Young-hoon (dcha.), realizada, el 22 de febrero de 2020, en la Iglesia del Evangelio Completo de Yeouido, en Seúl, para discutir sobre las medidas para combatir el COVID-19. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 28 de febrero (Yonhap) -- El ministro de Cultura, Deportes y Turismo surcoreano, Park Yang-woo, ha instado a los grupos religiosos locales, este viernes, a evitar los servicios y reuniones religiosas, ya que el país está luchando para contener los brotes masivos del nuevo coronavirus.

Park dijo, en un llamamiento de urgencia a los grupos religiosos, que se espera que este y el próximo fin de semana constituyan un punto crítico en la contención de la propagación del COVID-19 y en la prevención de la prolongación de la situación.

Agregó que pide encarecidamente, a los círculos religiosos, que se abstengan de cualquier tipo de servicios y reuniones religiosas por un tiempo, para prevenir infecciones adicionales del coronavirus, así como la extensión de la situación.

Esta mañana las infecciones del coronavirus en Corea del Sur alcanzaron los 2.022 casos, ya que este viernes se reportaron 256 casos adicionales en un solo día. El número de fallecidos continúa en 13.

Muchas grandes iglesias protestantes en el país se mostraron reacias a suspender sus servicios dominicales este fin de semana, lo que generó preocupaciones de que las reuniones religiosas, a menudo repletas, en espacios cerrados, podrían convertirse en un foco de infecciones del virus.

La iglesia Shincheonji, una secta cristiana minoritaria con sede en el país, ha estado en el centro del brote del coronavirus en Corea de Sur, dado que la mayor parte del total de casos de infección involucran a sus seguidores.

Shincheonji ha cerrado todas sus instalaciones, mientras que la Iglesia católica ha suspendido todas las misas públicas, por primera vez en sus 236 años de historia en el país, en respuesta al reciente aumento de las infecciones por virus.

Algunas iglesias protestantes se apresuraron a suspender sus servicios dominicales o convertirlos en misas en línea.

La iglesia Myungsung, en el este de Seúl, cerró sus instalaciones y suspendió todas las actividades y reuniones después de que se confirmara que dos de sus miembros, incluido un pastor, estaban infectados con el virus. La iglesia es una de las iglesias presbiterianas más grandes del mundo, con 80.000 seguidores.

La iglesia presbiteriana Somang, situada en el sur de Seúl, dijo, anteriormente, que suspendería todas las reuniones públicas, incluidos los servicios dominicales, ya que uno de sus miembros dio positivo en la prueba del virus a comienzos de esta semana.

La Iglesia del Evangelio Completo de Yeouido, en Seúl, la iglesia protestante más grande de Corea del Sur, con 560.000 seguidores, se unió este viernes a la medida. La iglesia dijo que reemplazará los servicios dominicales por servicios en línea antes del 8 de marzo.

La iglesia ya ha dejado de celebrar eventos públicos entresemana y reuniones de sus fieles.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir