Go to Contents Go to Navigation

(3ª AMPLIACIÓN) China y otros 13 países restringen la entrada de viajeros procedentes de Corea del Sur por las preocupaciones sobre el coronavirus

Últimas noticias 27/02/2020 21:46
La imagen, proporcionada por un ciudadano, muestra a un grupo de surcoreanos esperando para pasar la cuarentena, el 25 de febrero de 2020, en el Aeropuerto Internacional de Nankín, en China. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 27 de febrero (Yonhap) -- Más de una docena de países adicionales y algunas partes de China han impuesto restricciones de entrada sobre los visitantes procedentes de Corea del Sur, mientras que Estados Unidos ha elevado la alerta de viaje al país asiático, ya que la oleada de casos del nuevo coronavirus no muestra señales de alivio.

La advertencia de viaje del Departamento de Estado estadounidense fue elevada en un nivel, hasta el nivel 3, el segundo más alto en la escala de cuatro niveles. El nivel 4 recomienda no viajar al país designado. Sin embargo, EE. UU. no ha impuesto ninguna restricción de ingreso a los visitantes de Corea del Sur.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que no es el momento adecuado para restringir los viajes desde y hacia el país asiático.

Cinco provincias en China han endurecido los procesos de cuarentena para los visitantes de vuelos internacionales, mientras que algunas restricciones se aplican a todos los pasajeros y otras solo para aquellos provenientes de Corea del Sur o Japón, según publicó, este jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, en su página web.

Mongolia, Fiyi, Filipinas y Seychelles impusieron prohibiciones de entrada sobre los surcoreanos y los visitantes que hayan estado en el país asiático durante las dos últimas semanas.

Maldivas y El Salvador se unieron a los cuatro países aplicando prohibiciones de entrada, mientras que Nauru fue retirado de la lista ya que su Gobierno confirmó que Corea del Sur no estaba entre los países sujetos a la medida, mostró su página web.

Otros siete, incluidos la India, Túnez, Bielorrusia, Marruecos y Panamá, endurecieron sus procesos de cuarentena.

Las medidas tomadas este jueves elevan el número total de países que han fortalecido dichas restricciones para Corea del Sur a 43, frente a los 30 del día anterior.

Corea del Sur ha visto un rápido incremento en el número de casos de coronavirus durante las últimas semanas. Este jueves, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés) reportó 505 casos nuevos de infecciones, sumando un total de 1.766, mientras que 13 infectados han fallecido.

Corea del Sur ha intensificado los esfuerzos diplomáticos para persuadir a los demás países a que se abstengan de imponer prohibiciones de entrada. La ministra de Asuntos Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, habló por teléfono con su homólogo chino, Wang Yi, y expresó sus preocupaciones sobre las restricciones impuestas por los Gobiernos provinciales chinos.

A su llegada de un viaje a Europa, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, Kang dijo, a los periodistas, que tienen conocimiento de que el pueblo surcoreano está muy preocupado, y han protestado fuertemente a algunos Gobiernos que tomaron las medidas sin previo aviso, agregando que las misiones diplomáticas surcoreanas están negociando, de forma activa, con otros países, para no causar ningún tipo de situación que pueda desconcertar a los surcoreanos.

La canciller añadió que, aunque el número de casos de infecciones confirmados está aumentando, la evaluación de la comunidad internacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS), es que tienen confianza en la capacidad de Corea del Sur.

Las medidas chinas han provocado la ira del pueblo surcoreano, ya que fueron tomadas a pesar del rechazo del Gobierno sobre los llamamientos públicos para la imposición de una prohibición de entrada general sobre los turistas chinos, acorde con la demanda de Pekín de tomar decisiones "científicas" en las restricciones de viaje.

El embajador chino ante Corea del Sur, Xing Haiming, dijo, el miércoles, que las medidas de cuarentena de las autoridades provinciales chinas no están destinadas únicamente a los surcoreanos, agregando que las dos partes están trabajando estrechamente para contener el virus.

El ministerio también ha sido criticado por no incluir a China en la lista de países que están fortaleciendo las restricciones de entrada contra los surcoreanos, mientras que los detractores acusan al ministerio de tener demasiado en cuenta al gigante asiático. Los funcionarios del ministerio dijeron que llevó tiempo verificar las restricciones.

En relación con las restricciones de entrada que se aplican y el impacto en el movimiento de personas, el Ministerio de Transporte del país dijo que establecerá un grupo de trabajo especial de tráfico aéreo que supervisará de cerca los desarrollos de los vuelos internacionales y formulará una respuesta para reducir cualquier efecto sobre los viajeros e industria en su conjunto.

El miedo al COVID-19 ha impactado en el tráfico aéreo de pasajeros en todo el mundo y no solo en el Nordeste Asiático, con tales cambios requiriendo mucha atención, dijo el ministerio.

Los datos oficiales mostraron que en las primeras tres semanas de febrero, el número de personas que utilizan los aeropuertos surcoreanos para ir al extranjero fue de 3,1 millones, un 43,7 por ciento menos que el año anterior. Dijo que el total es menos de la mitad de los 7,6 millones de viajeros contados en diciembre de 2019, antes de que China informara del primer brote de coronavirus.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir