Go to Contents Go to Navigation

(5ª AMPLIACIÓN) Corea del Sur está alarmada por los 20 nuevos casos de coronavirus y se esfuerza para prevenir una mayor propagación

Nacional 19/02/2020 17:56
El 19 de febrero de 2020, un trabajador desinfecta una iglesia en Daegu, a unos 300 kilómetros al sureste de Seúl. El 31er. paciente con coronavirus del país asistió al lugar, donde parece que 10 de los nuevos casos confirmados fueron infectados.

Seúl, 19 de febrero (Yonhap) -- Corea del Sur ha confirmado, este miércoles, 20 casos adicionales del nuevo coronavirus, llevando el total de infecciones a 51, en medio de los crecientes temores de que la enfermedad respiratoria se esté propagando a lo largo del país a pesar de las medidas de cuarentena fortalecidas.

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés), 18 de los nuevos pacientes viven en Daegu, a unos 300 kilómetros al sureste de Seúl, y la región adyacente de Gyeongsang del Norte.

Se cree que el 31º paciente del país es un "superesparcidor" del virus, ya que, aparentemente, infectó, al menos, a 15 personas y estuvo en contacto con 166. La mujer de 61 años, residente de Daegu, comenzó a quejarse de fiebre el 10 de febrero y se le diagnosticó el COVID-19 el martes.

Una investigación epidemiológica preliminar muestra que la potencial superesparcidora asistió al mismo servicio religioso que otros de los nuevos pacientes confirmados y estuvo en contacto directo con una persona en un hospital de Daegu. Las autoridades sanitarias dijeron que planean someter a la prueba del COVID-19 a los que asistieron a la misa y al paciente del hospital de Daegu, como medida de precaución.

La paciente también visitó Seúl, a finales del mes pasado, donde realizó actividades cotidianas, en las cuales utilizó el transporte público, provocando preocupaciones de que pudiera haber infectado a más personas.

Aunque no está claramente definido lo que constituye un superesparcidor, la gente puede ser etiquetada como tal si transmite una enfermedad a más de 10 personas.

Las autoridades sanitarias dijeron que existe un riesgo creciente de propagación del COVID-19 en la comunidad, y que están respondiendo a los últimos casos -sin vínculos con la propagación existente en Corea del Sur, China u otros países-, y conteniendo una mayor diseminación.

Las autoridades dijeron que el aumento drástico en las infecciones es un suceso grave, sin embargo, todavía es muy pronto para concluir que la situación se esté convirtiendo en un brote en toda regla y prometieron hacer todo lo posible para prevenir una mayor propagación.

Añadieron que medidas más estrictas, incluida la subida del nivel de alerta de la enfermedad infecciosa del "naranja" actual al más alto, "rojo", serán decididas después de que los casos más recientes sean investigados. Un nivel de alerta rojo quiere decir que una infección a gran escala está sucediendo en la sociedad.

Las autoridades sanitarias dijeron que dos de los casos más recientes fueron reportados en Seúl. La hija, de 11 años, del 20º paciente, confirmado el 5 de febrero en el país, también dio positivo en la prueba de la enfermedad, convirtiéndose en el caso confirmado más joven en el país.

Además, se le diagnosticó el virus a un hombre de 77 años, que no ha viajado al extranjero, según el KCDC.

Todos los nuevos infectados han sido puestos en cuarentena y están recibiendo tratamiento.

Hasta ahora, al menos cuatro personas, incluido el hombre de 77 años, han dado positivo en la prueba del virus sin mostrar conexiones con los grupos de infectados detectados previamente.

El número de personas que están en cuarentena siendo examinadas por el virus llegó a 1.149, a fecha de este miércoles por la tarde, frente a las 1.030 del día anterior, dijo el centro en un comunicado. Corea del Sur ha examinado a 11.173 personas por el COVID-19, desde el 3 de enero, mientras que 9.973 dieron negativo en la prueba y 16 han sido dadas de alta de la cuarentena tras recuperarse completamente.

El martes, el KCDC dijo que el país está entrando en una "nueva fase" donde se presentan casos confirmados que no tienen conexión con otros grupos existentes de personas infectadas, lo que quiere decir que se determina que aquellos pacientes contrajeron el COVID-19 sin haber viajado al extranjero o haber estado en contacto con otros de los pacientes infectados.

La agencia de salud pública admitió que todavía desconoce cómo contrajeron el virus algunos de los últimos infectados.

La directora del KCDC, Jung Eun-kyeong, dijo, en una conferencia de prensa del martes, que el país necesita reforzar los controles de cuarentena sobre las personas que lleguen del extranjero y las reglas de autocuarentena, mientras se elaboran contramedidas para prevenir la propagación comunitaria.

El ministro de Salud y Bienestar Social, Park Neung-hoo, dijo previamente, a la Asamblea Nacional, que las autoridades sanitarias se han estado preparando para la posibilidad de una transmisión comunitaria.

Park dijo que el aparente paréntesis en los nuevos casos confirmados, la semana pasada, puede verse como un período de transición que lleva a una etapa de "segundo pico".

Las autoridades sanitarias dijeron que hay 464 estaciones de chequeo del virus alrededor del país, mientras que se están realizando esfuerzos para llevar a cabo 5.000 pruebas del virus a diario, mejorando la detección de las personas infectadas para que no puedan transmitir el virus a otros.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir