Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Corea del Sur lanza exitosamente un satélite geoestacionario de monitorización medioambiental fabricado localmente

Tecnología 19/02/2020 10:45
La foto, proporcionada por el Ministerio de Ciencia y TIC, muestra el cohete Ariane-5, que transporta el Chollian-2B, despegando, el 18 de febrero de 2020, a las 07:18 p.m. (hora local), del Puerto Espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 19 de febrero (Yonhap) -- El primer satélite geoestacionario de monitorización medioambiental del mundo, construido por Corea del Sur, ha sido lanzado con éxito, dijo, este miércoles, el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur (KARI, según sus siglas en inglés).

El cohete Ariane-5, que transportaba el Chollian-2B, de 3,4 toneladas, despegó de la Guayana Francesa, a las 07:18 p.m. del martes (hora local), informó el KARI.

El satélite, que monitorizará el movimiento del polvo fino y otros contaminantes aéreos en la región de Asia del Este, alcanzará su órbita geoestacionaria (GEO), a alrededor de 36.000 kilómetros sobre el ecuador de la Tierra.

El satélite se separó del cohete 31 minutos después del lanzamiento y realizó su primer contacto con una estación de seguimiento terrestre en Yatharagga, Australia. El Chollian-2B ha desplegado también sus paneles solares y está generando energía para operar sus sistemas.

Se espera que el Chollian-2B alcance su GEO en unas dos semanas y comience a realizar sus misiones sobre el medioambiente marino en octubre, mientras que todos los sistemas estarán plenamente operativos el próximo año.

El instituto estatal de investigación aeroespacial dijo que el satélite multiusos puede observar y rastrear el polvo fino y 20 tipos de contaminantes aéreos, incluidos el ozono, dióxido de azufre y formaldehído.

El satélite permitirá que Corea del Sur vigile de cerca todo tipo de contaminantes en la región y desempeñará un rol importante en la monitorización global del aire. La información recopilada hará posible que se proporcionen pronósticos meteorológicos más precisos y que Seúl trabaje con otros para reducir la contaminación en la región.

El satélite está equipado con un generador de imágenes geoestacionarias en color del océano (GOCI-II) de tecnología punta, que puede detectar las floraciones de algas y otros contaminantes del agua.

El GOCI-II es capaz de cubrir una zona de alrededor de 2.500 kilómetros de diámetro 10 veces al día. La resolución óptica utilizada en el Chollian-2B es cuatro veces más precisa que los sensores utilizados previamente por Corea del Sur, haciendo mucho más fácil detectar mareas rojas y verdes, además de mejorar la posibilidad de dar advertencias anticipadas a regiones que podrían ser afectadas.

La agencia espacial dijo que el último lanzamiento tiene lugar tras el despliegue exitoso del satélite Chollian-2A a finales de 2018 y proporciona a Corea del Sur la capacidad de nivel mundial para monitorizar la atmósfera y los océanos.

Añadió que el Chollian-2B, junto con los satélites geoestacionarios TEMPO de la NASA y Sentinel-4 de Europa, que se espera que sean lanzados en los próximos años, ayuden a los investigadores a rastrear el movimiento sobre vastas regiones del polvo fino, polvo amarillo, sustancias nocivas y otros contaminantes.

Corea del Sur ha gastado 386.700 millones de wones (324 millones de dólares) en el proyecto del Chollian-2B, que comenzó en 2011. El ciclo de vida útil del satélite es de 10 años, al igual que el del Chollian-2A, agregó.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir