Go to Contents Go to Navigation

(6ª AMPLIACIÓN) Las infecciones de coronavirus llegan a 31 mientras que Corea del Sur afronta más casos de propagación comunitaria

Cultura y Deportes 18/02/2020 21:38
(6ª AMPLIACIÓN) Las infecciones de coronavirus llegan a 31 mientras que Corea del Sur afronta más casos de propagación comunitaria - 1

Seúl, 18 de febrero (Yonhap) -- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur han advertido, este martes, que el país debería prepararse para más casos de coronavirus sin conexión con otros grupos conocidos de personas infectadas, ya que, hasta el momento, se cree que los casos más recientes no están vinculados con las infecciones existentes en el país, China u otros países del extranjero.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés) dijo que el país está entrando en una "nueva fase" donde se presentan casos confirmados que no tienen conexión con otros grupos existentes de personas infectadas, lo que quiere decir que se determina que aquellos pacientes contrajeron el COVID-19 sin haber viajado al extranjero o haber estado en contacto con otros infectados.

El KCDC admitió que todavía desconoce cómo contrajeron el virus los tres últimos casos confirmados -el 29º, 30º y 31er. infectado del país- ya que no tuvieron contacto con otros pacientes confirmados ni estuvieron en el extranjero recientemente.

Las rutas de infección de los tres pacientes son inciertas y existe la posibilidad de que se detecten más casos similares, dijo Jung Eun-kyeong, directora del KCDC, en una conferencia de prensa.

El país necesita reforzar los controles de cuarentena sobre las personas que lleguen del extranjero y las reglas de autocuarentena, añadió, mientras elabora contramedidas para prevenir la propagación comunitaria.

Sin embargo, descartó de forma rotunda las preocupaciones de que los ciudadanos estén expuestos realmente al virus.

Agregó que los que están en mayor riesgo son las 0personas que han visitado China, seguidas de las personas que han estado en contacto con ellas.

El KCDC se encargará de que no se pase por alto en el proceso de chequeo a ciertas personas con mayor riesgo.

El ministro de Salud y Bienestar Social, Park Neung-hoo, dijo a los legisladores que las autoridades sanitarias se están enfrentando a la situación actual con calma y se están preparando para la posibilidad de propagación comunitaria.

Park dijo que la aparente pausa en los nuevos casos confirmados la semana pasada puede verse como un período de transición que conduce a una etapa de "segundo pico".

Los últimos casos elevan de nuevo las preocupaciones sobre la transmisión comunitaria sin tener un vínculo con los grupos conocidos de personas infectadas del COVID-19 y supone la primera vez que un paciente del virus ha sido reportado en la región sudoccidental de Gyeongsang.

El 31er. paciente, una mujer surcoreana, de 61 años de edad, que vive en Daegu, a 300 kilómetros al sureste de Seúl, comenzó a quejarse de fiebre el 10 de febrero y fue sometida a una prueba del virus, el lunes, en un centro de salud local. Tras dar positivo, fue enviada a un hospital para ser puesta en cuarentena para su tratamiento y monitorización

El KCDC dijo que están rastreando los pasos de la paciente y trabajando para averiguar cómo contrajo la enfermedad.

Las autoridades de salud pública dijeron que la mujer visitó Seúl a finales del mes pasado y recibió tratamiento en un hospital por un accidente automovilístico. Luego siguió con sus actividades cotidianas, en las que utilizó el transporte público.

Más tarde en el día, se cerraron los lugares que el paciente había visitado, así como los que estaban cerca, y las personas que trabajaban allí se pusieron en autocuarentena. El hospital transfirió a 33 pacientes hospitalizados restantes a un centro médico cercano, y las autoridades han estado investigando la posible contaminación de otras instalaciones dentro del hospital, según las autoridades.

Un centro de salud pública, un restaurante de un hotel y una iglesia que visitó el 31er. paciente también se cerraron y esterilizaron.

La mayoría de los casos previos han estado centrados en torno a Seúl y la provincia de Gyeonggi, mientras que unos pocos incidentes tuvieron lugar en Gwangju y la región de Jeolla, en la parte sudoriental del país.

De todos los casos reportados en Corea del Sur, 12 fueron personas que estuvieron en Wuhan, China, el epicentro del brote actual, mientras que otras cinco realizaron viajes a Singapur, Tailandia y Japón. Se cree que las 14 restantes fueron casos de transmisión de persona a persona en el país.

El número de personas que se someten a la prueba del virus bajo cuarentena fue de 818 a fecha de este martes por la tarde, lo que supone un descenso frente a las 957 registradas más temprano en el día, según el KCDC.

Corea del Sur ha examinado a 9.772 personas por el COVID-19 desde el 3 de enero, 8.923 de las cuales dieron negativo en la prueba y doce personas han sido dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente.

El país dijo que los pacientes número 12 y 14, una pareja china, fueron tratados en un hospital en el sur de Seúl y dados de alta después de que dieran negativo en la prueba del COVID-19 dos veces en las últimas 24 horas.

El 12º paciente es un hombre, de 48 años, cuya infección se confirmó el 1 de febrero, mientras que el 14º paciente es una mujer, de 40 años, que dio positivo el 2 de febrero.

El KCDC dijo que los otros pacientes del virus están en condición estable.

Unos trabajadores desinfectan el cuarto de un albergue juvenil, el 17 de febrero de 2020, en Suwon, a 46 kilómetros al sur de Seúl, que será utilizado como una instalación temporal de autocuarentena para las personas sospechosas de haber contraído el nuevo coronavirus.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir