Go to Contents Go to Navigation

(ANÁLISIS) El coronavirus sigue sin ser controlado en Corea del Sur desde su aparición hace un mes

Últimas noticias 16/02/2020 17:16
En la imagen de archivo, tomada el 9 de febrero de 2020, se muestra a un hombre usando una mascarilla a su llegada al Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, en medio de los temores por el nuevo coronavirus.

Seúl, 16 de febrero (Yonhap) -- Si bien el número de nuevos casos de contaminación por el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, parece mostrar una desaceleración en Corea del Sur, las autoridades sanitarias y los expertos locales dicen que el nuevo coronavirus aún no está bajo control, cuando hace casi un mes que fue reportado el primer paciente en el país.

Este domingo por la mañana, Corea del Sur notificó un nuevo caso, elevando a 29 el número de casos confirmados en el país después de cuatro días consecutivos sin nuevas infecciones. Entre los pacientes, 23 son de nacionalidad surcoreana y los otros 6 son chinos.

Hasta el momento, se ha decidido dar de alta de la cuarentena a un total de nueve pacientes que se han recuperado totalmente de la enfermedad, ocho de los cuales ya han sido dados de alta también de los hospitales. Asimismo, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés) dijo que se permitirá que otro paciente, un hombre de 46 años de edad, abandone la próxima semana el hospital.

El número de nuevas infecciones ha aumentado considerablemente en Corea del Sur hasta principios de febrero desde la confirmación del primer caso el 20 de enero, una mujer china, de 35 años de edad, procedente de Wuhan -el epicentro de la epidemia-.

En la imagen de archivo, tomada el 28 de enero de 2020, se muestra a un oficial realizando un chequeo médico por el nuevo coronavirus a los pasajeros de un vuelo procedente de China, en el Aeropuerto Internacional de Gimhae, en la ciudad portuaria de Busan.

El país informó de nuevos casos durante seis días seguidos desde el 1 de febrero, incluidos cinco en un solo día, el 5 de febrero, y otros tres el 6 de febrero.

El número total de personas que han sido examinadas se aproxima este domingo a 8.000. El número se elevó bruscamente la semana pasada, debido, en parte, a la distribución de kits de detección del coronavirus, que pueden obtener resultados en solo seis horas.

Las autoridades y expertos sanitarios creen que el Gobierno surcoreano está manejando la crisis sanitaria bastante bien.

Teniendo en cuenta los malos recuerdos del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) en 2002-2003 y del síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS) en 2015, el Gobierno reaccionó de inmediato cuando apareció el COVID-19 en China, en diciembre del año pasado.

Kim Woo-ju, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de la Universidad de Corea, en Seúl, dijo que es muy raro detectar nuevos pacientes en los servicios de cuarentena. El primer y segundo paciente del país fueron objeto de seguimiento y se les puso en cuarentena tan pronto como llegaron al territorio nacional.

Otros expertos también observan que el KCDC logró establecer vínculos epidemiológicos entre todos los casos confirmados, lo que permitió diagnosticar las infecciones muy pronto. La agencia sanitaria dijo que los 19 pacientes que se encuentran actualmente bajo tratamiento en los hospitales se hallan en condición estable, aunque uno de ellos está recibiendo oxigenoterapia por la neumonía, aunque su estado no es grave.

Eom Joong-sik, del Centro Médico Gil de la Universidad de Gachon, con sede en Incheon, dijo que la respuesta inicial del Gobierno ha sido muy buena y agregó que las medidas que se tomaron a continuación se implementaron bien, con el rápido establecimiento de centros en hospitales de todo el país y la adopción de medidas de autocuarentena, de 14 días, para las personas que estuvieron en contacto directo con los pacientes confirmados.

(ANÁLISIS) El coronavirus sigue sin ser controlado en Corea del Sur desde su aparición hace un mes - 3

Sin embargo, las autoridades y expertos sanitarios creen que todavía es demasiado pronto para decir si se ha alcanzado la cota máxima. La mayoría de los profesionales médicos rechazan la teoría de que el COVID-19 desaparecerá naturalmente con la llegada del clima cálido en los próximos meses.

Jeong Eun-kyeong, jefa del KCDC, dijo, en una conferencia de prensa diaria, que las autoridades vigilarán la situación muy de cerca, a medida que el virus continúa propagándose en China y los casos aparecen en Japón incluso sin correlación epidemiológica.

Según los expertos, el futuro del coronavirus dependerá en gran medida de los acontecimientos en China continental. Algunos se aventuran a predecir que la epidemia actual será más larga que la de las del SARS y el MERS, que duraron dos y tres años, respectivamente.

Eom advirtió de que se debe prestar atención a la segunda ola de crisis en Japón, que informó casos de propagación, por lo que podría haber nuevos casos debido a las llegadas de viajeros procedentes de Japón.

Con la esperanza de encontrar una cura, los investigadores han hecho todo lo posible para desarrollar un tratamiento efectivo, mientras que los informes indican que se pueden desarrollar medicamentos antivirales en las próximas semanas.

Nueve pacientes se curaron completamente en el país. Al menos dos de ellos recibieron una combinación de medicamentos contra la gripe y el VIH. Según los médicos, el Kaletra, un inhibidor de la proteasa utilizado como antiviral contra el VIH, parece tener efectos sobre el nuevo coronavirus.

El KCDC aconseja a los médicos que administren Kaletra dos veces al día a pacientes de edad avanzada y personas con síntomas agudos. Este medicamento es vendido por la compañía farmacéutica estadounidense AbbVie Inc.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir