Go to Contents Go to Navigation

Los jefes diplomáticos de Corea del Sur, EE. UU. y Japón celebran conversaciones trilaterales en Múnich

Nacional 16/02/2020 10:50
La canciller surcoreana, Kang Kyung-wha (izda.), y sus homólogos de EE. UU. y Japón, Mike Pompeo (centro) y Toshimitsu Motegi, posan para una foto antes de sus conversaciones celebradas, el 15 de febrero de 2020 (hora local), en Múnich, Alemania, al margen de un foro de seguridad.

Seúl, 16 de febrero (Yonhap) -- Los jefes diplomáticos de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón han celebrado conversaciones trilaterales, el sábado (hora local), al margen de un foro de seguridad anual realizado en Alemania, para discutir la cooperación sobre los diálogos nucleares estancados con Corea del Norte, el brote del nuevo coronavirus y la seguridad en Oriente Medio.

La ministra de Asuntos Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, y sus homólogos de EE. UU. y Japón, Mike Pompeo y Toshimitsu Motegi, respectivamente, se reunieron al margen de la Conferencia de Seguridad de Múnich, que se celebra desde el viernes pasado hasta este domingo en dicha ciudad alemana.

La última vez que celebraron una reunión trilateral fue el mes pasado, en San Francisco, EE. UU.

La Cancillería surcoreana dijo, en un comunicado de prensa, que los tres ministros sostuvieron consultas sobre las formas de cooperación trilateral en los asuntos relativos a Corea del Norte y la desnuclearización.

Asimismo, intercambiaron opiniones sobre la reciente propagación de la enfermedad COVID-19 y los temas regionales y globales pendientes, como la situación en Oriente Medio.

Las conversaciones tuvieron lugar en medio de los esfuerzos intensificados por parte de Seúl, Washington y Tokio para detener la propagación de la pandemia, ya que no solo plantea riesgos para la salud sino que también causa la interrupción de las cadenas mundiales de suministro, lo que podría socavar la economía global.

Los tres países también han estado aumentando su cooperación para hacer frente a las altas tensiones en el volátil Oriente Medio, derivadas de la confrontación entre Washington y Teherán. El ministerio dijo, al respeto, que, durante la reunión, los tres ministros acordaron explorar continuamente las áreas y métodos de colaboración trilateral tanto en la región como en el escenario internacional.

Por su parte, el Departamento de Estado estadounidense dijo, en un comunicado de prensa, que Pompeo, Kang y Motegi reafirmaron su cooperación estrecha sobre Corea del Norte y discutieron una respuesta coordinada al brote del coronavirus y otros temas de seguridad mundial. Asimismo, dijo que también enfatizaron la importancia de las alianzas entre EE. UU. y Corea del Sur y entre EE. UU. y Japón para la seguridad y prosperidad, como parte primordial de la Estrategia del Indopacífico, añadiendo que la cooperación trilateral es esencial para garantizar la estabilidad y la paz en la región.

Tras la reunión trilateral, Kang celebró unas breves conversaciones bilaterales con Pompeo, en las que acordaron continuar los esfuerzos para abordar "sin problemas" los temas de la alianza, como las negociaciones en curso sobre el reparto de los costos para estacionar en el país asiático a los 28.500 soldados de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés), dijo la Cancillería.

Según los observadores, otro de los temas que pudieron haber discutido es la iniciativa de Seúl para las visitas turísticas individuales a Corea del Norte y otro tipo de cooperación intercoreana, como pate de los esfuerzos para mejorar las relaciones transfronterizas y ayudar a reanudar los diálogos nucleares estancados entre Pyongyang y Washington.

Kang también celebró diálogos bilaterales con Motegi para discutir una amplia variedad de asuntos pendientes, como los esfuerzos conjuntos para resolver una larga disputa sobre las restricciones de exportación de Tokio y su trabajo forzado en tiempos de guerra.

Kang instó a Japón a tomar pasos "tangibles y en serio" para retractar sus restricciones de exportación, consideradas por muchos como una represalia política por las sentencias de 2018 del Tribunal Supremo surcoreano, que ordenaron a las firmas japonesas compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el régimen colonial de Japón, de 1910-45, sobre la península coreana.

Al parecer, ambas partes no mencionaron específicamente la decisión, tomada en noviembre por Seúl, de suspender temporalmente la conclusión de un pacto de intercambio de inteligencia militar con Japón, llamado el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA).

Corea del Sur ha enfatizado, recientemente, el carácter "temporal" de la decisión, en una medida aparente para presionar a Japón a que retire sus restricciones de exportación, en medio del progreso limitado en los diálogos gubernamentales al respecto.

Asimismo, durante su conversación, la canciller instó a la cooperación japonesa para garantizar la seguridad de los 14 surcoreanos a bordo de un crucero japonés en Yokohama, que ha estado bajo cuarentena desde comienzos de mes, después de que se detectara que una persona que padecía COVID-19 desembarcó en Hong Kong el mes pasado.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir