Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Moon urge la autorreforma de la fiscalía diciendo que aún es poderosa

Nacional 14/01/2020 21:15
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, habla en la conferencia de prensa de Año Nuevo, celebrada, el 14 de enero de 2020, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

Seúl, 14 de enero (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho, este martes, que la fiscalía estatal aún es poderosa, a pesar de una serie de medidas administrativas y legislativas para reformar la organización.

Asimismo, el mandatario surcoreano instó al fiscal general, Yoon Seok-youl, a tomar la iniciativa para la "autorreforma", mientras hablaba en su conferencia de prensa de Año Nuevo en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae.

Moon rechazó responder directamente cuando se le preguntó sobre si tiene "confianza" en Yoon. En cambio, dijo que piensa que Yoon ya ha ganado la confianza del pueblo en aspectos como sus investigaciones estrictas y no sumisas al poder. Cuando es utilizada en el contexto de asuntos relacionados con la fiscalía, la palabra "poder" se refiere, generalmente, a la oficina presidencial.

Moon agregó que si Yoon tomara la iniciativa para reformar "la cultura" de la fiscalía, recibiría mayor confianza por parte del público.

El presidente subrayó que los esfuerzos para la reforma de la fiscalía de su Administración no están relacionados con las investigaciones actuales sobre los escándalos notorios que involucran a funcionarios de Cheong Wa Dae que están actualmente o estuvieron en el cargo.

La sustitución reciente de varios fiscales jefes cercanos a Yoon no tiene nada que ver con tales esfuerzos para la reforma, añadió.

El presidente estaba respondiendo a las preguntas sobre una controversia por la reasignación de los lugartenientes de Yoon por parte del Ministerio de Justicia.

Moon dijo que el derecho del presidente y el ministro de Justicia a designar nuevos fiscales jefes "debe ser respetado".

El presidente agregó que el exministro de Justicia, Cho Kuk, ha hecho una gran cantidad de contribuciones a los esfuerzos de reforma de la fiscalía.

Citando el sufrimiento de Cho por las investigaciones intensivas de la fiscalía sobre el escándalo en el que están involucrados tanto él como su familia, Moon dijo que su culpabilidad o inocencia será revelada a través del proceso judicial.

Sin embargo, Moon dijo que le debe a Cho una "deuda de corazón", y pidió a la gente que detenga los conflictos en torno a él. En Corea del Sur se están llevando a cabo enfrentamientos sociales sobre si fue correcta la decisión de Moon de nombrar ministro de Justicia a Cho.

El lunes por la noche, el Parlamento aprobó un paquete de proyectos de ley sobre la concesión de más derechos de investigación a la policía, en un intento de reequilibrar su papel y poder frente a la fiscalía.

Previamente, los legisladores aprobaron otro proyecto de ley para la creación de una unidad especial independiente de la fiscalía, especializada en la investigación de casos de corrupción de los funcionarios de alto rango, incluidos los fiscales.

Posteriormente, este martes, Yoon prometió que la fiscalía mantendrá el ritmo con las políticas de reforma.

En una conferencia ante los fiscales en la ciudad central de Jincheon, Yoon dijo que, con la aprobación de los proyectos de ley sobre el reajuste del poder de investigación, habrá un gran cambio en el sistema de justicia penal en el futuro, señalando que hay mucho que cambiar en donde se necesitan cambios.

A pesar de las revisiones legales, Yoon dijo que la fiscalía seguirá desempeñando el papel más importante en la investigación, el enjuiciamiento y todo el proceso de justicia penal.

En cuanto a la política, Moon subrayó la necesidad "desesperada" de realizar consultas entre el partido gobernante y los opositores.

El presidente criticó a la Asamblea Nacional actual, diciendo que no debería ser manejada de la manera en que lo está siendo en la actualidad.

Moon expresó su esperanza para que se realicen cambios en la cultura de la política del país, a través de las elecciones generales del 15 de abril.

También dijo que continuará otorgándole más poder y autoridad al primer ministro del país.

El presidente surcoreano agregó que no tiene planes de impulsar una enmienda constitucional.

En relación a los elevados precios de las viviendas, en particular en Seúl, Moon dijo que el Gobierno movilizará "incesantemente" fuertes contramedidas, de ser necesario, para estabilizar el mercado e incluso devolver los precios al nivel anterior al auge de los últimos años.

Moon estuvo de acuerdo en que es "la dirección correcta" aumentar el impuesto inmobiliario y reducir el impuesto sobre transferencias, diciendo que el Gobierno revisará el tema "con prudencia".

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (izda.), habla en la conferencia de prensa de Año Nuevo, celebrada, el 14 de enero de 2020, en la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, en Seúl.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir