Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Las autoridades financieras permanecen vigilantes ante las crecientes tensiones en Oriente Medio

Economía 08/01/2020 20:36
(2ª AMPLIACIÓN) Las autoridades financieras permanecen vigilantes ante las crecientes tensiones en Oriente Medio - 1

Seúl, 8 de enero (Yonhap) -- Las autoridades financieras de Corea del Sur han sostenido una serie de reuniones de emergencia, este miércoles, con el objetivo de evaluar el impacto de las crecientes tensiones militares en Oriente Medio sobre el mercado financiero local y discutir las posibles medidas.

Yoo Kwang-yeol, primer vicegobernador del Servicio de Supervisión Financiera (FSS, según sus siglas en inglés), instruyó a los funcionarios a tomar contramedidas rápidas en caso de una mayor volatilidad.

El Banco de Corea (BOK) y el FSS también participaron en una reunión independiente de un grupo de trabajo gubernamental para evaluar las posibles consecuencias de los últimos riesgos geopolíticos y analizar las contramedidas.

"La opinión predominante es que el conflicto entre Estados Unidos e Irán no conducirá a una guerra total, pero todavía existe la posibilidad de un aumento de la volatilidad en los mercados financieros y de divisas locales", dijo el vicegobernador del BOK, Yoon Myun-shik, en un comunicado emitido poco después de una reunión de emergencia celebrada en Seúl.

El BOK tomará medidas de estabilización del mercado, de ser necesario, cooperando estrechamente y compartiendo su información sobre las condiciones del mercado con el Gobierno, agregó el comunicado.

La reuniones se celebraron después de los informes de los ataques con misiles de Irán contra las bases militares estadounidenses en Irak, como represalia por la muerte de un importante general iraní, sucedida la semana pasada por un ataque aéreo de EE. UU.

Los mercados de valores globales fluctuaron después de que Estados Unidos dijera que había matado a Qassem Soleimani, jefe del escuadrón de élite Fuerza Quds de Irán, en un ataque con un dron.

Washington ha advertido sobre ataques adicionales contra múltiples objetivos iraníes en caso de represalias del país de Oriente Medio.

La moneda local cayó más de 10 wones por dólar, pero recuperó algo de terreno después de que los funcionarios de Seúl prometieran tomar medidas rápidamente en caso de un aumento de la volatilidad.

El won se cotizaba a 1.171,65 wones por dólar, a las 2:55 p.m., lo que supone un descenso de 5,25 wones frente al cierre de la sesión previa.

El Índice Compuesto de Precio Bursátil de Corea del Sur (KOSPI) cayó más de un 1 por ciento.

El ministro de Economía y Finanzas surcoreano, Hong Nam-ki, dijo, previamente, que el Gobierno intervendrá de ser necesario; sin embargo, insistió en que era muy pronto para determinar tal necesidad.

Hong dijo, esta mañana, durante una reunión con los ministros relacionados con asuntos económicos, que, en caso de una situación anormal, el Gobierno afrontará la situación en consonancia con los planes de contingencia.

Añadió que es muy pronto para determinar si la situación de Irán ha provocado directamente la creciente volatilidad en los mercados de divisas y valores.

Corea del Sur dijo que la exposición financiera de sus bancos, firmas de valores y compañías de seguros frente a Irán se estimó en unos 200.000 dólares a final de septiembre del año pasado.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir