Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Biegun visitará Seúl la próxima semana antes de la fecha límite de fin de año impuesta por Corea del Norte

Últimas noticias 13/12/2019 21:07
En la imagen, tomada el 3 de diciembre de 2019, se muestra al representante especial de Estados Unidos para la política sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, hablando durante un evento organizado por Korea Foundation en Washington.

Seúl, 13 de diciembre (Yonhap) - El representante especial de Estados Unidos para la política sobre Corea del Norte, Stephen Biegun, visitará Seúl la próxima semana, según ha dicho este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores, apenas unas semanas antes de la fecha límite fijada por Pyongyang para que Washington muestre flexibilidad para avanzar en sus estancados diálogos nucleares.

Su visita de tres días, que comenzará el domingo, tendrá lugar en medio de las crecientes tensiones debido a la presunta prueba norcoreana de un motor de cohete la semana previa y las posteriores advertencias de Washington contra mayores actos "hostiles".

El planeado viaje de Biegun ha generado especulaciones de que podría visitar la aldea de tregua de Panmunjom, en la frontera intercoreana, para un posible contacto con Corea del Norte. Sin embargo, aún queda por ver si dicho contacto puede materializarse en medio de las señales de que ambos lados no están cediendo.

El lunes, Biegun se reunirá con su homólogo surcoreano, Lee Do-hoon, para discutir sobre la forma de mantener el impulso para el diálogo con Pyongyang y avanzar en los esfuerzos conjuntos para su desnuclearización y fomentar una paz duradera en la península coreana.

Biegun también tiene programado reunirse con la ministra de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha, y con el primer vicecanciller, Cho Sei-young.

Las preocupaciones de que Corea del Norte podría abandonar del proceso de diálogos han persistido, mientras que han estado aumentando las tensiones con la amenaza de tomar un "nuevo camino" si no se cumple el plazo de fin de año fijado para EE. UU.

En octubre, Pyongyang y Washington sostuvieron por última vez diálogos nucleares a nivel de trabajo en Suecia. Sin embargo, las conversaciones lograron escasos progresos, dado que Corea del Norte acusó a EE. UU. de haberse presentado a las negociaciones "con las manos vacías".

Desde entonces, Pyongyang endureció sus demandas, diciendo a EE. UU. que elimine "todos los obstáculos" que amenazan la seguridad del régimen norcoreano y obstaculizan su desarrollo. Las demandas son consideradas como llamamientos para un alivio de las sanciones y garantías de seguridad.

Las últimas semanas se ha visto una preocupante guerra de palabras entre Corea del Norte y EE. UU.

El jueves, Pyongyang criticó a Washington por liderar, el miércoles, una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre sus actividades militares, lo que fue ampliamente considerado como una advertencia de que Washington podría tomar medidas como el endurecimiento de las sanciones, en caso de que el régimen realice un lanzamiento de misiles de largo alcance.

Teniendo en cuenta, aparentemente, las provocaciones militares adicionales de Pyongyang, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reavivado la amenaza de una acción militar e, incluso, dijo que el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, podría perder "todo" si realiza actos hostiles.

Biegun se encuentra actualmente en el proceso de su confirmación ante el Congreso, para convertirse en el nuevo subsecretario de Estado.

Algunos observadores dijeron que su promoción es una daga de doble filo. La misma podría socavar su enfoque para abordar a la elusiva cuestión nuclear norcoreana, pero también podría significar una autoridad más firme sobre la cuestión.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir