Go to Contents Go to Navigation

Trump insinúa que EE. UU. podría usar la fuerza militar contra Corea del Norte si fuera necesario

Nacional 04/12/2019 09:11
La foto, proporcionada de AP, muestra al presidente estadounidense, Donald Trump. (Prohibida su reventa y archivo)

Washington, 3 de diciembre (Yonhap) -- El presidente estadounidense, Donald Trump, ha insinuado, el martes (hora local), que Estados Unidos podría utilizar la fuerza militar contra Corea del Norte de ser necesario, después de que Pyongyang advirtiera de que el plazo de fin de año para las negociaciones de desnuclearización entre los dos países se está acercando a su fin.

Trump reavivó la amenaza de la acción militar mientras que las negociaciones entre Pyongyang y Washington han estado estancadas sobre la forma de corresponder los pasos de desnuclearización de Corea del Norte con las concesiones de Estados Unidos.

Sin embargo, el mandatario estadounidense también enfatizó su relación personal cercana con el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, diciendo que espera que este se atenga a su compromiso de desmantelar su programa de armas nucleares.

Durante su estancia en Londres para asistir a una reunión de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Trump subrayó la fuerza militar de su país, diciendo, ante los reporteros, que es, con diferencia, la nación más poderosa del mundo.

Añadió que EE. UU. cuenta actualmente con el Ejército más poderoso que jamás haya tenido y que espera no tener que utilizarlo, pero que no dudará en hacerlo en caso de ser necesario.

Trump había amenazado en 2017 con "destruir totalmente" el régimen comunista, cuando las tensiones eran elevadas por las pruebas de armas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales del Norte.

El martes por la mañana, el viceministro de Asuntos Exteriores norcoreano, Ri Thae-song, emitió un comunicado urgiendo a Estados Unidos a cumplir con su parte para salvar las negociaciones. Desde el fracaso de la segunda cumbre entre Kim y Trump, el pasado mes de febrero, en Vietnam, Corea del Norte ha advertido de que buscará un "nuevo camino" si Washington no elabora una propuesta aceptable para finales de año.

Ri dijo que Corea del Norte ha hecho esfuerzos supremos con la máxima perseverancia para no retroceder de los pasos importantes que ha tomado por su propia iniciativa, aludiendo, al parecer, a la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance desde 2017.

Agregó que lo único que falta ahora es la opción de los EE. UU. y que depende totalmente de estos qué clase de "regalo de Navidad" elegirán, advirtiendo, aparentemente, que a menos que Washington presente una nueva propuesta este mes, Pyongyang podría reanudar sus pruebas de armas nucleares y misiles de largo alcance.

Corea del Norte ha realizado, desde mayo, múltiples ensayos de misiles balísticos de corto alcance y otro tipo de proyectiles, por lo que, según los expertos, parece que el régimen ha estado avanzando sus capacidades armamentísticas mientras presiona a Estados Unidos a fin de que acceda a sus demandas para un alivio de las sanciones y garantías de seguridad a cambio de la desnuclearización completa.

El último test norcoreano, realizado la semana pasada, implicó un lanzacohetes múltiple de calibre supergrande.

Subrayando su buena relación con el líder norcoreano, Trump señaló que espera que este cumpla su promesa de desnuclearizarse, tal y como acordaron en su primera cumbre.

En su primera cumbre, celebrada en Singapur, ambos líderes acordaron que Corea del Norte "trabajaría para" la desnuclearización completa de la península coreana a cambio de las garantías de seguridad de Estados Unidos.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir