Go to Contents Go to Navigation

El nuevo embajador de Japón promete desempeñar un papel de intermediario en la disputa Seúl-Tokio

Últimas noticias 03/12/2019 22:32
El nuevo embajador de Japón, Koji Tomita, habla con la prensa, el 3 de diciembre de 2019, en el Aeropuerto Internacional de Gimpo, en el oeste de Seúl, tras su llegada a Corea del Sur.

Seúl, 3 de diciembre (Yonhap) -- El nuevo embajador de Japón ante Corea del Sur, Koji Tomita, ha prometido este martes desempeñar un papel de intermediario para ayudar a resolver la disputa comercial y por la historia compartida entre Seúl y Tokio.

Tomita hizo los comentarios tras su llegada a Corea del Sur y señaló que se encuentra al tanto de la "muy dificultosa situación" entre los dos países, cuyas relaciones han estado plagadas, por largo tiempo, por una disputa histórica y territorial.

El diplomático veterano, reconocido por su experiencia en la diplomacia con Estados Unidos, reemplazó a su predecesor, Yasumasa Nagamine, quien asumió en noviembre el cargo de embajador japonés ante el Reino Unido, tras más de tres años en servicio en la misión surcoreana.

Tomita dijo a los periodistas que cree que su papel es de intermediario, manteniendo las posturas de Japón en diversas cuestiones si es necesario y escuchando cuidadosamente sobre las posturas de la parte surcoreana, para una resolución.

El diplomático aseguró que cumplirá fielmente su papel.

Asimismo, el funcionario señaló la necesidad de que los dos países miren hacia adelante para una cooperación a largo plazo.

El nuevo embajador japonés dijo que, obviamente, el papel de un embajador no se limita a manejar solamente lo que ocurre a diario, señalando que se debe tener en cuenta una o dos décadas en el futuro y buscar diversos intercambios para el progreso en el entendimiento mutuo.

Tomita dijo que desea lograr un progreso en todos los campos, incluidas la economía, la cultura y el intercambio interpersonal.

Tomita llegó a Seúl mientras que los dos países asiáticos se encuentran buscando un camino diplomático para la resolución de su disputa ante las restricciones de exportación de Tokio, que Seúl considera una represalia política por las sentencias del Tribunal Supremo de Corea del Sur contra las firmas japonesas debido al trabajo forzado durante el régimen colonial japonés sobre la península.

Recientemente, las tensiones se han aliviado, dado que Corea del Sur decidió, en noviembre, suspender la terminación de un acuerdo bilateral para compartir inteligencia militar con el país vecino, en una aparente medida para mantener la diplomacia con Japón a fin de resolver la disputa comercial.

Tomita comenzó su carrera diplomática en 1981. Desde entonces, el funcionario ha estado en diversas misiones niponas en el exterior, incluyendo en EE. UU. e Israel.

En el período 2004-2006, Tomita fungió como ministro en la Embajada de Japón ante Corea del Sur.

En el período 2013-2015, el diplomático fungió como director general del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón a cargo de asuntos de América del Norte. Durante la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), en junio de este año, organizada en Osaka, Japón, Tomita fue representante del Gobierno nipón en el evento.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir