Go to Contents Go to Navigation

El 32 por ciento del polvo ultrafino de Corea del Sur proviene de China

Nacional 20/11/2019 15:03
En la imagen, tomada el 18 de noviembre de 2019, se muestra la ciudad de Seúl cubierta de polvo fino.

Seúl, 20 de noviembre (Yonhap) -- Alrededor del 32 por ciento del polvo ultrafino de Corea del Sur puede ser atribuido a China, según ha mostrado, este miércoles, un estudio conjunto entre Corea del Sur, China y Japón, mientras el problema de la contaminación por el polvo fino continúa siendo un dolor de cabeza ambiental.

"Las contribuciones propias en China, Corea del Sur y Japón registraron un 91, 51,2 y 55,4 por ciento, respectivamente... La contribución de China (al polvo ultrafino) en las ciudades principales de Corea del Sur es de un 32,1 por ciento, y a las ciudades principales de Japón es de un 24,6 por ciento", según el resumen del estudio conjunto, publicado en la página web del Instituto Nacional de Investigación Ambiental de Corea del Sur.

Esto indica que alrededor del 51,2 por ciento del polvo ultrafino del país se atribuye a factores locales, mientras que el 32,1 por ciento está vinculado a China.

El estudio mostró que Corea del Sur fue responsable del 8,2 por ciento del polvo ultrafino de las ciudades principales de Japón, y el 1,9 por ciento de las grandes ciudades de China.

Los resultados fueron parte del Proyecto Conjunto de Investigación sobre los Contaminantes Atmosféricos Transfronterizos a Gran Distancia en el Nordeste Asiático, un proyecto regional que lanzaron los tres países en 1996 para "estudiar el estado de la calidad del aire, la influencia de los países vecinos y la creación de políticas de cada país para mejorar la calidad del aire".

El último informe está basado en la cuarta fase del estudio, ejecutada entre 2013 y 2017, centrándose en las tasas de contribución de los tres países sobre el polvo ultrafino de nivel MP2,5, o la cantidad de partículas menores de 2,5 micrómetros de diámetro.

Los investigadores estudiaron las cifras de nueve sitios de monitorización en los tres países -Baengnyeong, Ganghwa, Taean y Gosan en Corea del Sur; Dalián, Yantái y Xiamen en China; así como Rishiri y Oki en Japón-, según el informe.

Como aspecto positivo, los investigadores señalaron que la concentración media anual de contaminantes atmosféricos, incluidos el polvo fino y ultrafino, ha disminuido en los sitios de monitorización.

Sin embargo, los expertos recalcaron que es importante realizar más esfuerzos en la reducción de emisiones para mejorar la calidad del aire.

El polvo fino es una causa potencial de enfermedades respiratorias y cáncer. Tiene más probabilidad de penetrar más profundamente en los pulmones, mientras que las partículas ultrafinas pueden ser absorbidas directamente en el torrente sanguíneo, lo cual plantea una grave amenaza a la salud.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir