Go to Contents Go to Navigation

El jefe negociador de Corea del Sur viaja a Ginebra para celebrar diálogos con Japón en la OMC

Nacional 18/11/2019 14:21
Chung Hae-kwan, director general del departamento de asuntos multilaterales y legales del Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, habla con los reporteros, el 18 de noviembre de 2019, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl.

Sejong, 18 de noviembre (Yonhap) -- El jefe negociador de Corea del Sur, Chung Hae-kwan, ha viajado, este lunes, a Ginebra para celebrar una segunda ronda de diálogos con Japón en la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la actual disputa comercial por las restricciones de exportación de Tokio contra Seúl.

Chung, quien funge como director general del departamento de asuntos multilaterales y legales del Ministerio de Comercio, Industria y Energía surcoreano, tiene previsto reunirse con su homólogo japonés, Junichiro Kuroda, el martes (hora local), en la ciudad suiza.

La reunión, de un día, forma parte de un proceso de solución de controversias bajo la normativa de la OMC.

Antes de su partida a Ginebra, en el Aeropuerto Internacional de Incheon, Chung le dijo a los periodistas que el país podría presionar para el establecimiento de un panel en el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC para estudiar el asunto más a fondo, en caso de que las dos partes no logren encontrar un punto en común.

Las dos partes fracasaron en llegar a un acuerdo durante sus primeras conversaciones, celebradas, el mes pasado, en Ginebra, con relación a las quejas que Seúl presentó ante la OMC sobre las restricciones de exportación de Tokio.

Los diálogos se realizaron días después de que Japón aprobara el primer envío de fluoruro de hidrógeno líquido a Corea del Sur, en un aparente intento de argumentar que sus restricciones no son contrarias a las normas de comercio internacional bajo la OMC.

Chung dijo que no cree que dicha aprobación tenga un gran impacto en las conversaciones y señaló que el propósito de la queja de Corea del Sur es garantizar que Japón pueda retirar sus restricciones de exportación, añadiendo que el punto principal de la disputa en la OMC son las restricciones en sí mismas, no una o dos aprobaciones de exportación japonesas.

Japón impuso, en julio, regulaciones más estrictas sobre las exportaciones a Seúl de tres materiales -resina fotosensible, fluoruro de hidrógeno gaseoso y poliimida fluorada- que son vitales para la producción de semiconductores y pantallas flexibles. Más tarde, Japón eliminó a Corea del Sur de su lista de socios comerciales de confianza.

Bajo las nuevas reglas, las empresas japonesas están obligadas a solicitar una licencia individual para exportar estos materiales a Corea del Sur, un proceso que puede tardar hasta 90 días.

Corea del Sur considera que las acciones de Japón son una represalia contra las sentencias del Tribunal Supremo surcoreano, del año pasado, que ordenaron a las empresas niponas compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el período colonial japonés sobre la península coreana de 1910-45.

Chung también puntualizó que los próximos diálogos en la OMC no tienen nada que ver con la otra disputa entre los dos países acerca del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés).

El domingo de la semana pasada, Corea del Sur y Japón no lograron avanzar sobre el destino del GSOMIA, que expirará el sábado.

Japón y Estados Unidos quieren mantener el pacto; sin embargo, Corea del Sur dice que está dispuesta a reconsiderar su decisión solo si Tokio retira sus restricciones de exportación.

ruy@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir