Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Jefes de Defensa: Corea del Sur y EE. UU. pospondrán sus próximos ejercicios aéreos conjuntos

Últimas noticias 17/11/2019 15:34
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, anuncia la decisión de los aliados de posponer los ejercicios aéreos combinados de invierno de este año durante una conferencia de prensa con el ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo, en Bangkok el 17 de noviembre de 2019. (Yonhap)

Bangkok, 17 de noviembre (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han decidido posponer sus planeados ejercicios aéreos combinados de invierno para apoyar su actual diplomacia que involucra a Corea del Norte, dijeron este domingo sus jefes de Defensa, urgiendo a Pyongyang a corresponder la buena voluntad volviendo a los diálogos nucleares.

"Después de una estrecha consulta y una cuidadosa consideración, el ministro Jeong (Kyeong-doo, de Corea del Sur) y yo decidimos posponer el Evento de Entrenamiento de Vuelo Combinado (CFTE, según sus siglas en inglés) de este mes", dijo el secretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, en una improvisada conferencia de prensa con Jeong al margen de la 6ª Reunión de Ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático Ampliada (ADMM-Plus) en Bangkok.

Los dos aliados habían planeado llevar a cabo el CFTE a finales de este mes, una versión a escala más pequeña del ejercicio Vigilant Ace. El Vigilant Ace se llevó a cabo hasta 2017, antes de ser suspendido el año pasado debido a las negociaciones entre Pyongyang y Washington sobre los programas de armas nucleares de Corea del Norte.

Sin embargo, Esper ha insinuado más modificaciones, "dependiendo de lo que la diplomacia podría requerir".

Durante una conferencia de prensa celebrada el viernes en Seúl, Esper dijo que el propósito de sus fuerzas y ejercicios no es solo para apoyar la diplomacia sino también facilitarla y empoderarla, añadiendo que por lo tanto permanece flexible en términos de cómo apoyar a los diplomáticos, y que no cierra ningúna puerta que pueda permitir un progreso en el ámbito diplomático.

Respondiendo a los comentarios de Esper, Corea del Norte expresó su agradecimiento por los esfuerzos de EE. UU. para mantener sus diálogos de desnuclearización. Pero advirtió también de un "castigo impactante" que EE. UU. no pueda soportar si los ejercicios se llevan a cabo como lo planeado.

Esper dijo que han tomado esta decisión como un acto de buena voluntad para contribuir a un entorno propicio para la diplomacia y el avance de la paz, añadiendo que animan a Corea del Norte a demostrar la misma buena voluntad que la decisión considerada sobre el ejercicio militar de los aliados.

Luego urgió a Corea del Norte "a volver a la mesa de negociaciones sin condiciones previas o dudas".

Seúl y Washington han cancelado varios ejercicios combinados desde el año pasado en un esfuerzo por evitar provocar a Corea del Norte con maniobras que el régimen comunista ha condenado durante mucho tiempo como un ensayo para una invasión.

Subrayando que la alianza entre Seúl y Washington sigue siendo "férrea" y que sus fuerzas militares combinadas "están listas para luchar esta noche", el jefe del Pentágono prometió que las dos partes "continuarán asegurando que nuestras fuerzas combinadas en la península coreana permanezcan en un estado alto de preparación".

También dijo que su voluntad de modificar la capacitación para mantener la puerta abierta a un acuerdo sobre la desnuclearización de Corea del Norte no debe confundirse con la falta de compromiso para avanzar y defender sus metas, intereses y valores compartidos.

Las diálogos nucleares entre Corea del Norte y Estados Unidos se han estancado desde que la cumbre de febrero entre el presidente del Comité Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fracasó debido a las diferencias sobre el alcance de las medidas de desnuclearización de Pyongyang y el alivio de las sanciones de Washington.

Las dos partes sostuvieron conversaciones a nivel de trabajo el mes pasado, pero no se hicieron progresos.

El Norte le ha dado a EE. UU. hasta fin de año para presentar una nueva propuesta que podría romper el estancamiento en sus diálogos nucleares, diciendo que de lo contrario, se vería obligado a renunciar a las negociaciones y elegir tomar una "nueva vía".

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir