Go to Contents Go to Navigation

Seúl y Tokio celebrarán diálogos a nivel de trabajo esta semana antes de la expiración del GSOMIA

Nacional 14/11/2019 20:55
En la imagen de archivo, tomada el 11 de julio de 2019, se muestra a Kim Jung-han, director general de los Asuntos de Asia y el Pacífico del Ministerio de Asuntos Exteriores, preparándose para partir hacia Tokio desde el Aeropuerto Internacional de Gimpo, en el oeste de Seúl.

Seúl, 14 de noviembre (Yonhap) -- Corea del Sur y Japón mantendrán conversaciones diplomáticas a nivel de trabajo, esta semana, antes de la expiración prevista de un acuerdo de intercambio de inteligencia militar entre los dos países, ha dicho este jueves el Ministerio de Asuntos Exteriores de Seúl.

Kim Jung-han, director general de los Asuntos de Asia y el Pacífico del ministerio, viajará a Tokio este jueves para mantener diálogos con su homólogo japonés, Shigeki Takizaki, programados para el viernes.

Su viaje se produce cuando el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) -un caso inusual de colaboración en seguridad entre Corea del Sur y Japón- expirará el 23 de noviembre, a menos que Seúl revoque su decisión de poner fin al acuerdo.

Washington ha estado presionando a Seúl para que anule su decisión sobre el pacto militar, dado que lo considera un marco simbólico pero crucial para fomentar la cooperación trilateral en seguridad de Estados Unidos con sus dos aliados asiáticos.

Seúl anunció su decisión en agosto, después de que Tokio impusiera nuevas restricciones de exportación contra Corea del Sur, consideradas como represalia política por las sentencias del Tribunal Supremo surcoreano del año pasado que ordena a las empresas japonesas indemnizar a las víctimas del trabajo forzado durante la colonización de la península coreana (1910-1945).

Seúl sostiene que puede reconsiderar su decisión del GSOMIA si Tokio revoca, primero, sus restricciones de exportación.

Para abordar la disputa, Seúl presentó la llamada propuesta de uno más uno, conforme a la que las empresas surcoreanas y japonesas crearían un fondo conjunto para compensar a las víctimas del trabajo forzado, afirmando que sigue abierto a complementar la propuesta a través de consultas bilaterales.

Sin embargo, Tokio se opone a cualquier acuerdo que involucre a las empresas japonesas en base a su afirmación de que todos los problemas de indemnización derivados de su régimen colonial fueron resueltos conforme a un acuerdo firmado en 1965, destinado a normalizar las relaciones bilaterales.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir