Go to Contents Go to Navigation

Se estima que aumentará la presión de EE. UU. sobre Seúl por el GSOMIA

Nacional 13/11/2019 20:25
En la fotografía de archivo se muestra al ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo (dcha.), y al secretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, durante sus diálogos celebrados, el 9 de agosto de 2019, en el Ministerio de Defensa en Seúl.

Seúl, 13 de noviembre (Yonhap) -- Se estima que Estados Unidos aprovechará una serie de reuniones de defensa de alto nivel con Corea del Sur, en los próximos días, para intensificar su presión sobre Seúl a fin de que reconsidere su decisión de poner fin al acuerdo para compartir inteligencia militar con Tokio.

El jefe del Estado Mayor Conjunto (JCS, según sus siglas en inglés) de EE. UU., el general Mark Milley, llegó a Corea del Sur desde Japón este miércoles, 10 días antes de que el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA) entre Corea del Sur y Japón expire el 23 de noviembre.

Corea del Sur decidió acabar el pacto de tres años de antigüedad en respuesta a las restricciones de exportación de Tokio contra Seúl, en medio de una disputa sobre el trabajo forzado japonés durante el período colonial sobre la península coreana. Washington, que considera el acuerdo como una plataforma clave de cooperación en seguridad con sus dos aliados asiáticos, ha urgido su prórroga.

El jueves, Milley tiene programado reunirse con el general Park Han-ki, jefe del JCS de Corea del Sur, para la 44ª Reunión del Comité Militar (MCM), una discusión anual entre los principales oficiales militares de los dos aliados, en la que podría plantearse la cuestión del GSOMIA.

El viernes por la tarde, Park y Milley celebrarán una conferencia telefónica con su homólogo japonés, el general Koji Yamazaki, para su reunión anual trilateral de jefes de Defensa, durante la que se estima que las tres partes aborden la cuestión de la cooperación en seguridad.

Según el portavoz del JCS surcoreano, el coronel Kim Jun-rak, las reuniones entre los comandantes del JCS han sido organizadas regularmente y las principales cuestiones en la agenda incluyen la situación de seguridad en la península coreana, junto a la transferencia en base a condiciones del control operativo (OPCON) en tiempos de guerra, además de diversas cuestiones pendientes.

El acuerdo para compartir inteligencia militar no se encuentra entre las cuestiones oficiales a tratar, pero el tema podría ser planteado de forma "natural", según los oficiales.

El martes, Milley dijo a los periodistas japoneses que la cuestión del GSOMIA formará parte de los diálogos en Corea del Sur, por lo que desean resolverla antes de su vencimiento.

El GSOMIA, firmado en 2016, es considerado un mecanismo clave en la cooperación trilateral en seguridad del Nordeste Asiático y la región, ante una China cada vez más asertiva y una Corea del Norte con armas nucleares.

El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, tiene previsto llegar a Seúl el jueves.

En la imagen, cortesía del JCS estadounidense, se muestra la reunión trilateral entre el jefe del JCS surcoreano, el general Park Han-Ki (derecha), y sus homólogos de EE. UU. y Japón, los generales Mark Milley (centro) y Koji Yamazaki, celebrada, el 1 de octubre de 2019 (hora local), en el Pentágono, cerca de Washington. (Prohibida su reventa y archivo)

Esper se reunirá con el ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, a comienzos del viernes y celebrarán la 51ª Reunión Consultiva de Seguridad (SCM) para "mantener discusiones a fondo sobre diversas cuestiones de seguridad pendientes", según dijo el ministerio.

Anunciando la visita de Esper a Corea del Sur, el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, dijo que se puede "garantizar prácticamente" que el GSOMIA formará parte de la reunión de Esper con Jeong.

El ministerio surcoreano también señaló que la cuestión sería abordada durante la reunión, diciendo que las dos partes intercambiarán sus posturas sobre la "continuación de la cooperación en seguridad entre Corea del Sur, EE. UU. y Japón" para hacer frente a las amenazas norcoreanas.

Ante las crecientes presiones de Washington, algunos especulan que Corea del Sur podría postergar el fin del GSOMIA, a fin de obtener más tiempo para su reconsideración.

Sin embargo, el Gobierno surcoreano descartó las especulaciones, destacando que su previa postura de que toda reconsideración solo será posible si Japón cambia primero su curso.

Tras el SCM en Seúl, Jeong y Esper tienen programado dirigirse, presuntamente, a Bangkok, Tailandia, para asistir a la Reunión de Ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático Ampliada (ADMM-Plus), del domingo al martes próximo, en la que también participará su homólogo japonés, Taro Kono.

La conferencia podría proporcionar una oportunidad de último momento para un avance.

Según los medios de comunicación japoneses, Seúl y Tokio están organizando una reunión de defensa bilateral y otra trilateral, junto a Esper, al margen del evento multilateral.

Posteriormente, se celebrará una reunión de cancilleres del Grupo de los 20 (G20).

Se sabe que la ministra de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha, está considerando su asistencia al evento de dos días, que se inaugurará el 22 de noviembre, en la ciudad japonesa de Nagoya. Su participación podría acabar con una reunión con el canciller japonés, Toshimitsu Motegi, que podría ser la última reunión bilateral, en el último minuto, antes del fin del GSOMIA.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir