Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) El KDI pronostica que la economía surcoreana crecerá un 2,3 por ciento en 2020

Últimas noticias 13/11/2019 17:05
Esta imagen de archivo muestra la sede del Instituto de Desarrollo de Corea del Sur (KDI, según sus siglas en inglés), un centro administrativo situado a unos 130 kilómetros al sureste de Seúl.

Sejong, 13 de noviembre (Yonhap) -- Se espera que la economía de Corea del Sur crezca un 2,3 por ciento en 2020, ligeramente por encima de un pronóstico de crecimiento económico para este año del 2 por ciento, debido a una pequeña mejora en la demanda interna y las exportaciones, dijo, este miércoles, el Instituto de Desarrollo de Corea del Sur (KDI, según sus siglas en inglés).

El pronóstico de crecimiento para el próximo año está en consonancia con una predicción de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OCDE señaló, en septiembre, que la economía surcoreana podría ampliarse un 2,3 por ciento en 2020, menos que su pronóstico anterior del 2,5 por ciento hecho en mayo.

El Fondo Monetario Internacional también ha reajustado a la baja recientemente el pronóstico de crecimiento económico de Corea del Sur para el próximo año, al 2,2 por ciento, con respecto a la predicción anterior, del 2,8 por ciento, realizada en abril, citando las incertidumbres prolongadas en los mercados mundiales.

Se espera que el gasto del sector privado mejore, pero que el ritmo de recuperación no sea fuerte debido a la ralentización del crecimiento de los ingresos del país, dijo el KDI en un informe.

El director de la oficina de análisis macroeconómico y previsión del KDI, Kim Seong-tae, dijo que sería justo decir que el crecimiento económico de Corea del Sur podría registrar un alza del 2,3 por ciento en 2020, con respecto a la predicción anterior, del 2 por ciento, si la economía mundial logra un repunte del 3,4 por ciento, en comparación con la predicción anterior del 3 por ciento.

También señaló que la economía mundial podrá lograr un impulso alcista a menos que la disputa comercial entre Estados Unidos y China empeore aún más el próximo año.

A principios de esta semana, el ministro de Economía y Finanzas surcoreano, Hong Nam-ki, dijo que el Gobierno hará esfuerzos para lograr un crecimiento económico de más del 2,3 por ciento el próximo año.

El Gobierno surcoreano planea revelar, a mediados de diciembre, su pronóstico de crecimiento para 2020.

El KDI había reducido su pronóstico de crecimiento económico de Corea del Sur para este año al 2 por ciento, en comparación con su pronóstico anterior del 2,4 por ciento, debido a las débiles inversiones y la desaceleración del sector manufacturero, así como a la disputa comercial entre EE. UU. y China -los dos mayores aliados comerciales de Corea del Sur-.

El año pasado, las exportaciones de Corea del Sur a China y los EE. UU. representaron el 26,8 y 12 por ciento, respectivamente, de las exportaciones totales del país.

El KDI dijo que se estima que las exportaciones de Corea del Sur desciendan un 9,6 por ciento este año, antes de subir un 4 por ciento en 2020.

El instituto de investigación surcoreano dijo que un nuevo brote de riesgos a la baja externos, como la disputa comercial entre EE. UU. y China, podría perjudicar la recuperación económica de Corea del Sur.

Asimismo, predijo que el crecimiento económico de Corea del Sur podría recibir un gran impulso si la demanda mundial de semiconductores repunta rápidamente.

Kim dijo que se estima que la demanda mundial de semiconductores crezca, el próximo año, en términos de volumen.

Los semiconductores, que representan un quinto de las exportaciones de Corea del Sur, están pasando por una etapa de ciclo de corrección a medida que la economía mundial se desacelera.

Corea del Sur -hogar de Samsung Electronics Co., el productor de chips más grande del mundo, y de su competidor más pequeño, SK hynix INC.- ocupó más del 60 por ciento del mercado mundial de chips de memoria en 2018.

El KDI también mencionó que el Banco de Corea (BOK) necesita seguir manteniendo una política monetaria acomodaticia para hacer frente a la baja inflación y un entorno económico negativo.

Kim dijo que el banco central tiene margen para reducir nuevamente el tipo de interés de referencia al menos una vez cada seis meses, señalando que Corea del Sur necesita una combinación de política monetaria acomodaticia y política fiscal expansiva.

El mes pasado, el BOK redujo el tipo de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, al 1,25 por ciento -el nivel más bajo, experimentado previamente en junio del 2016-.

El vicegobernador del BOK, Yoon Myun-shik, dijo, el mes pasado, que el reciente recorte del tipo de interés de EE. UU. podría haber ampliado el margen para las propias maniobras políticas de Corea del Sur.

La Reserva Federal de Estados Unidos redujo, en octubre, su tipo de interés de referencia en 25 puntos básicos, hasta situarlo en la banda del 1,5 al 1,75 por ciento.

El KDI dijo que la tasa de desempleo de Corea del Sur podría descender al 3,5 por ciento en 2020, en comparación con la predicción anterior del 3,8 por ciento en 2019, citando la política de creación de empleos del Gobierno y un crecimiento económico modesto.

hana@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir