Go to Contents Go to Navigation

El ministro de Unificación expresa su decepción sobre el partido intercoreano sin seguidores ni transmisión en vivo

Últimas noticias 17/10/2019 16:47
El ministro de Unificación, Kim Yeon-chul, habla durante una auditoría parlamentaria anual del ministerio, celebrada, el 17 de octubre del 2019, ante la Asamblea Nacional, en Seúl.

Seúl, 17 de octubre (Yonhap) -- El ministro de Unificación de Corea del Sur, Kim Yeon-chul, ha expresado, este jueves, su decepción sobre la clasificatoria para la Copa Mundial entre las dos Coreas, celebrada en Pyongyang sin espectadores ni transmisión en vivo, diciendo que esto podría reflejar una reciente "pausa" en las relaciones intercoreanas.

Las dos Coreas jugaron, el martes, un partido en el estadio Kim Il-sung, que terminó en un empate sin goles. No se permitió el acceso al estadio de espectadores ni reporteros y solo un pequeño número de funcionarios deportivos y diplomáticos extranjeros pudieron ver el encuentro.

Pyongyang no respondió a los reiterados llamamientos de Seúl para que permitiera ver el partido a los surcoreanos. Las negociaciones con el Norte para la emisión en vivo del infrecuente evento deportivo para la audiencia surcoreana también se derrumbaron en el último minuto.

"Es muy decepcionante", dijo el ministro de Unificación a los legisladores durante una auditoría parlamentaria, cuando le preguntaron sobre el partido del martes. También apuntó que, como ministro de Unificación, se siente bastante responsable y apenado.

El ministro añadió que, a pesar de que podría haber diversos motivos por los que el Norte renunció a los ingresos de la emisión y la venta de entradas, parece que la decisión refleja una pausa en las relaciones intercoreanas.

El partido del martes supuso el primer evento de su tipo desde los años noventa, cuando las dos Coreas jugaron un amistoso en la capital norcoreana. Corea del Sur tenía la esperanza de que el juego sirviera como un impulso para hacer avanzar nuevamente las relaciones transfronterizas estancadas.

Desde la cumbre sin acuerdos, de febrero, entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, Pyongyang no ha colaborado con las propuestas de Seúl para discutir proyectos transfronterizos en diversos campos no económicos

El Norte ha culpado al Sur por demorar la mejora de sus relaciones por temor a EE. UU., exhortándolo a tomar la iniciativa en las relaciones intercoreanas independientemente de la influencia de Washington.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir