Go to Contents Go to Navigation

(4ª AMPLIACIÓN) El ministro de Justicia Cho Kuk renuncia a su puesto

Últimas noticias 14/10/2019 18:41
El ministro de Justicia, Cho Kuk (centro), quien ha ofrecido su dimisión de forma oficial el 14 de octubre del 2019, responde a las preguntas de los periodistas que lo esperan mientras sale del Complejo Gubernamental de Gwacheon, al sur de Seúl.

Seúl, 14 de octubre (Yonhap) -- En una medida inesperada, el ministro de Justicia surcoreano, Cho Kuk, ha anunciado su renuncia, este lunes, en medio de una investigación en curso sobre acusaciones de corrupción que involucran a su familia.

"Hoy renuncio como ministro de Justicia", dijo Cho en un comunicado. "Fui meramente el 'activador' de la reforma de la fiscalía. Mi papel como 'activador' ha llegado a su fin".

Cho añadió que juzgó que no debía agregar una carga al presidente y al Gobierno con respecto a sus asuntos familiares y que cree que ha llegado el momento de renunciar para completar con éxito la reforma de la fiscalía.

El presidente Moon Jae-in aceptó formalmente la oferta de dimisión de Cho, dijo la oficina presidencial, Cheong Wa Dae. El presidente firmó un documento relacionado a las 5:38 p.m., dijo la portavoz de Cheong Wa Dae, Ko Min-jung.

Cho era considerado, de forma generalizada, como el arquitecto clave de la campaña de reforma de la fiscalía de Moon.

Anteriormente, Moon expresó su lamento por la renuncia de Cho, pero también aplaudió sus esfuerzos para impulsar la reforma.

En una reunión con sus asesores de alto rango, el presidente dijo que había estimado una "fantástica armonía" entre Cho y el fiscal general, Yoon Seok-youl, en la campaña de reforma de la fiscalía. Sin embargo, el mandatario dijo que acabó siendo una ensoñación, según la oficina presidencial.

El presidente también dijo que Cho ayudó a crear conciencia sobre la necesidad de una reforma judicial y creó una "gran tracción" hacia ese fin.

El anuncio sorpresa se produce en medio de una investigación cada vez más amplia sobre la presunta corrupción por parte de su familia. Se sospecha que su esposa falsificó una mención del rector de una universidad para usarla en la solicitud de ingreso de su hija en una facultad de medicina, así como su implicación en una turbia inversión en un fondo de capital privado.

El comunicado también tuvo lugar aproximadamente un mes después de que Cho, quien antes sirvió como jefe secretario presidencial para asuntos civiles, fuera nombrado ministro de Justicia, a pesar de la intensa oposición del bloque conservador.

El presidente nombró ministro a Cho el 9 de septiembre, declarando que sería un "mal precedente" no hacerlo meramente por acusaciones que no han sido probadas.

Esta foto del 5 de octubre de 2019 muestra a los partidarios de Cho Kuk agitando carteles y la bandera nacional surcoreana en una manifestación con velas de fin de semana.

Apenas unas horas antes, Cho realizó su segunda conferencia de prensa como ministro de Justicia sobre las medidas para reformar la fiscalía.

Cho enfatizó la importancia de la reforma de la fiscalía, recalcando que la cultura organizativa de la misma debería servir al pueblo.

En el comunicado en el que ofreció su renuncia, Cho pidió disculpas al pueblo por la investigación en curso de su familia y aseguró que hizo todo lo posible como ministro de Justicia para la reforma de la fiscalía.

Además, Cho declaró que ahora dedicará su tiempo al cuidado de su familia, que se encuentra actualmente en el momento más difícil y doloroso de sus vidas.

La familia de Cho -incluidos su esposa, hija e hijo- ha sido interrogada varias veces por la fiscalía por escándalos de corrupción.

Está previsto que el viernes se inicie un procedimiento judicial que involucra a su esposa, una profesora universitaria apellidada Chung.

La controversia en torno a Cho se convirtió en un fenómeno social que involucra temas de educación, creencias políticas y la reforma judicial.

Decenas de miles de personas realizaron manifestaciones con velas en el sur de Seúl durante tres fines de semana, expresando su apoyo a Cho y sus planes de reforma de la fiscalía.

Los opositores, sin embargo, también organizaron protestas masivas en Gwanghwamun, exigiendo su dimisión. Los políticos conservadores incluso se afeitaron la cabeza en grupos en protesta por el nombramiento de Cho.

El tema provocó un debate sobre la equidad en el sistema educativo, ya que los críticos afirmaron que los hijos de Cho disfrutaron de beneficios que los llevaron a lugares en prestigiosas escuelas. Los defensores de Cho, sin embargo, afirmaron que no hubo irregularidades en el proceso.

Cho dijo que "lo siente especialmente por los jóvenes que resultaron heridos" y también expresó su gratitud a los partidarios de la campaña de reforma, diciendo que "pudo aguantar gracias a su voluntad y corazón".

El presidente Moon también reconoció la brecha social y se disculpó por "haber causado muchos conflictos".

Instó a la gente a "unir sus corazones" para la integración social y el crecimiento económico.

Esta foto del 16 de septiembre de 2019 muestra al líder del Partido de Libertad Surcoreana, Hwang Kyo-ahn, afeitándose la cabeza frente a la oficina presidencial, Cheong Wa Dae, para exigir la renuncia del ministro de Justicia, Cho Kuk.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir