Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) La exhibición de la estatua que simboliza la esclavitud sexual de Japón durante la guerra es reanudada en la Trienal de Aichi

Cultura y Deportes 08/10/2019 19:27
Esta imagen muestra la obra "Niña de la Paz", que fue retirada de la Trienal de Aichi 2019, celebrada en Nagoya.

Seúl/Nagoya, 8 de octubre (Yonhap) -- La exhibición de una estatua surcoreana, que simboliza la esclavitud sexual de Japón impuesta a las mujeres coreanas y asiáticas, es reanudada este martes en una gran exposición de arte japonesa que se celebra en Nagoya, tras su controvertida retirada.

La estatua de bronce de la niña, que representa a las mujeres coreanas que fueron forzadas a brindar servicios sexuales al ejército imperial japonés durante la Segunda Guerra Mundial, así como la exposición titulada "¿Después de la 'Libertad de Expresión'?", fueron eliminadas de la Trienal de Aichi 2019, celebrada en Nagoya, el cuarto día del evento, que fue inaugurado el 1 de agosto.

La retirada unilateral, la cual el anfitrión de la trienal atribuyó a motivos de seguridad, desató acusaciones airadas por parte de Corea del Sur y otros países, de que se trataba de una medida de censura artística.

Dado que la controversia continuó, el anfitrión de la trienal acordó, a finales del mes pasado, reanudar la exhibición suspendida, incluyendo la estatua titulada "Niña de la Paz". Asimismo, el gobernador de Aichi, Hideaki Omura, anunció que la exposición sería abierta nuevamente este martes y durará hasta la clausura de la trienal, el 14 de octubre.

A medida que la exposición se restableció este martes, cientos de visitantes japoneses hicieron cola para verla. Sin embargo, solo se permitió la entrada de un pequeño grupo de visitantes a través de un proceso de admisión estrechamente organizado, lo que provocó acusaciones de "supresión de la libertad de expresión".

Se realizaron sorteos para seleccionar solo a 30 personas a las que se les otorgó la admisión a cada una de las dos sesiones de la exposición, a las 2:10 p.m. y a las 4:20 p.m.

Casi 1.400 personas solicitaron una entrada para una de las dos sesiones, lo que hace que la admisión sea altamente competitiva.

Los portadores de entradas seleccionados también debían estar acompañados por guías turísticos designados o pasar por un control de detector de metales, ya que se aplicaron medidas de seguridad estrictas para la admisión.

Activistas de derecha japoneses protestaron enérgicamente por la reanudación de la exposición, amenazando con volver a iniciar la manifestación de protesta que habían organizado antes de la retirada inicial de la exposición a principios de agosto.

La exhibición también incluye un vídeo provocativo que muestra un retrato en llamas del emperador Showa de Japón, durante la Segunda Guerra Mundial.

La reanudación de la exhibición fue permitida bajo una serie de condiciones, entre las cuales destacan la instalación de un detector de metales para los visitantes de la misma, así como el control de la circulación de contenidos de la exposición en las redes sociales.

Esta imagen muestra a los japoneses alrededor de una estatua que representa a las mujeres de consuelo expuesta el 3 de agosto de 2019, en la Trienal de Aichi 2019 en Nagoya, Japón.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir