Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur retrasará el desarrollo del orbitador lunar hasta 2022 y aumentará el tamaño de la sonda

Últimas noticias 10/09/2019 18:16
Choi Won-ho, director general de la división de política espacial y nuclear de ciencia del Ministerio de Ciencia y TIC, da una conferencia de prensa en la ciudad de Sejong, el 10 de septiembre de 2019, para explicar el retraso en el programa de desarrollo de un orbitador lunar de Corea del Sur.

Seúl, 10 de septiembre (Yonhap) -- Corea del Sur retrasará la fecha de desarrollo de su orbitador lunar en menos de dos años, hasta julio de 2022, y aumentará el tamaño de la sonda para mejorar sus capacidades y reflejar las solicitudes de los científicos locales, ha dicho este martes el Ministerio de Ciencia y TIC.

La demora se produce en medio de la necesidad de resolver las diferencias e implementar las demandas de los científicos e ingenieros involucrados en el proyecto que tiene como objetivo colocar una sonda no tripulada alrededor de la órbita de la Luna, según el ministerio.

"La decisión fue tomada por el Comité Nacional del Espacio, con el tiempo adicional utilizándose para hacer algunos cambios en el plan", dijo Choi Won-ho, director general de la división de política espacial y nuclear de ciencia del Ministerio de Ciencia y TIC.

El orbitador pesará 678 kilogramos y estará programado para volar durante nueve meses fuera de su vida útil operativa de un año en una órbita elíptica que maximizará el alcance de la exploración que puede llevar a cabo.

Originalmente, Seúl quería construir un orbitador que pesara 550 kilogramos a finales de 2020 que volaría durante 12 meses en una órbita circular alrededor del satélite de la Tierra.

Debido a la nueva fecha, el ministerio está actualmente en diálogos con la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, según sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que quería colocar un sensor en el orbitador, y la compañía de transporte espacial SpaceX, que lanzará la sonda.

El proyecto, que comenzó en enero de 2016 y costará 197.800 millones de wones (166 millones de dólares), estará equipado con una gran cantidad de cámaras, sensores y un espectroscopio para recopilar datos sobre la luna y realizar pruebas de conectividad espacial.

Si tiene éxito, Corea del Sur seguirá los pasos de Rusia, Estados Unidos, Japón, la Unión Europea, China y la India de colocar un orbitador alrededor de la luna.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir