Go to Contents Go to Navigation

Tres muertos en medio de cientos de accidentes debido al tifón Lingling

Nacional 08/09/2019 10:30
El 7 de septiembre de 2019, los rescatadores retiran un árbol partido debido a los fuertes vientos causados por el tifón Lingling en Hongseong, a 150 kilómetros al sudoeste de Seúl.

Seúl, 8 de septiembre (Yonhap) -- El tifón Lingling ha dejado un saldo de al menos tres muertos y decenas de heridos a su paso por Corea del Sur el sábado pasado, mientras que las lluvias torrenciales y los fuertes vientos causaron cientos de accidentes de escasa consideración en todo el país.

Una mujer septuagenaria murió al ser golpeada por los fuertes vientos que soplaban a 39 metros por segundo, o 140 kilómetros por hora, en Boryeong, a unos 150 kilómetros al sudoeste de Seúl, según los rescatistas de dicha población.

En Incheon, a 40 kilómetros al oeste de la capital, un conductor de autobús falleció aplastado por el colapso de un muro en el aparcamiento de un hospital.

Más tarde, en Paju, al norte de Seúl, un hombre de 61 años murió al ser golpeado en la cabeza por el panel de un tejado en un campo de prácticas de golf. Los rescatistas dijeron que el hombre había estado trabajando en el tejado cuando una ráfaga de viento súbita hizo volar el panel hacia él.

Los escombros de un muro desmoronado se encuentran en el suelo en un aparcamiento de Incheon, a 40 kilómetros al oeste de Seúl, en donde un conductor de autobús murió aplastado, el 7 de septiembre de 2019, mientras el tifón Lingling pasaba por el área.

También se han reportado cientos de accidentes de escasa consideración por toda la nación, la mayoría de ellos consistentes en árboles arrancados de raíz, mientras que casi 300 vuelos fueron cancelados o sufrieron retrasos.

Según las autoridades aeroportuarias, 120 vuelos con llegada o partida del Aeropuerto Internacional de Incheon, al oeste de Seúl, habían sido cancelados a las 4:00 p.m. del sábado, mientras que otros 140 vuelos fueron retrasados. Añadieron que los vuelos volverían gradualmente a su operación normal a medida que el tifón se aproximase a Corea del Norte.

Varias secciones de la carretera hacia el aeropuerto, incluidos los puentes, fueron cerradas debido a los fuertes vientos que podrían volcar fácilmente los coches pequeños. Los puentes reabrieron a primera hora de la noche, cuando los vientos habían amainado.

La Corporación de Energía Eléctrica de Corea del Sur (KEPCO, según sus siglas en inglés) dijo, a las 9:30 p.m. del sábado, que un poco más de 161.000 hogares habían experimentado apagones durante el día y que la electricidad se había restaurado a unas 136.000 viviendas.

El chapitel de una iglesia de Seúl se encuentra sobre un vehículo aparcado después de que el tifón Lingling causara estragos en la región el 7 de septiembre de 2019.

La Administración Meteorológica de Corea del Sur (KMA) informó de que el ojo del tifón alcanzó la provincia norcoreana de Hwanghae alrededor de las 2:30 p.m.

La KMA levantó todas las advertencias y alertas sobre el tifón a las 9:00 p.m. del sábado, aunque todavía previno contra los fuertes vientos que se esperaba que afectasen a Seúl y sus alrededores a primeras horas del domingo.

La agencia dijo que la velocidad del viento más rápida medida durante el sábado fue de 54,4 metros por segundo, o 195,8 kilómetros por hora, en la isla de Heuksan frente a Sinan, una población de la provincia de Jeolla del Sur. Se trata del quinto récord registrado por una ráfaga de viento en Corea del Sur. El tifón Maemi registró, en 2003, una velocidad del viento de 60 metros por segundo.

El Gobierno central y los municipales tomaron medidas de precaución para ayudar a minimizar los daños de la tormenta.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir