Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) El nominado a ministro de Justicia niega su papel en las acusaciones de corrupción que involucran a su familia

Últimas noticias 06/09/2019 15:22
El nominado a ministro de Justicia, Cho Kuk, habla en una audiencia de confirmación, que tiene lugar, el 6 de septiembre de 2019, en la Asamblea Nacional, en Seúl.

Seúl, 6 de septiembre (Yonhap) -- El nominado a ministro de Justicia de Corea del Sur, Cho Kuk, ha negado su participación en varias acusaciones de corrupción que involucran a su familia, durante una audiencia de confirmación que tiene lugar este viernes, a medida que los partidos políticos discutieron por su idoneidad para el puesto.

Cho inició la audiencia de confirmación disculpándose por el hecho de que las sospechas causaran decepción e indignación pública, pero expresó también su compromiso inquebrantable para llevar a cabo la reforma de la fiscalía.

"Le pido disculpas profundamente al pueblo que se siente desfavorecido y dañado", dijo Cho al inicio de la audiencia.

"Sin embargo creo que completar la reforma del Ministerio de Justicia y la fiscalía es mi deber y una manera de que pueda devolver al pueblo los beneficios excesivos que mi familia y yo hemos recibido", añadió.

El presidente Moon Jae-in nominó a Cho para el puesto de ministro de Justicia en una reorganización del Gabinete realizada en agosto, una medida que refleja su compromiso de materializar la reforma radical de la fiscalía.

No obstante, desde que fue nominado, Cho se ha enfrentado a una serie de acusaciones de corrupción, incluidas las de que su hija recibió un trato preferencial en el acceso a universidades de élite y que su familia hizo una inversión dudosa en un fondo de capital privado.

La ira pública sobre su conducta "hipócrita" ha crecido, ya que Cho ha predicado, desde hace mucho tiempo, una sociedad equitativa y justa, y ha condenado los males sociales cometidos por los privilegiados.

El nominado a ministro de Justicia, Cho Kuk, llega, el 6 de septiembre de 2019, a la Asamblea Nacional, en Seúl, para asistir a una audiencia de confirmación, en medio de las acusaciones de corrupción que involucran a su familia.

En particular, las acusaciones relacionadas con su hija, de 28 años de edad, han provocado la ira pública en el país, en donde la admisión a las universidades prestigiosas es un asunto delicado.

La hija de Cho fue enlistada como autora principal de una tesis de patología publicada en una revista médica en 2018, cuando aún era estudiante de preparatoria, después de tomar parte en un programa de internado, de dos semanas, bajo un profesor médico. Los críticos argumentan que la tesis podría haberla ayudado a lograr su admisión en la Universidad de Corea en 2010.

Antes de la audiencia, surgieron nuevas acusaciones de que la esposa de Cho podría haber falsificado un premio escolar para su hija.

La esposa de Cho, profesora de la Universidad Dongyang, cuyo apellido es Chung, se enfrenta a las acusaciones de que falsificó el certificado del premio del rector, en 2012, para ayudar a su hija a entrar en una escuela de medicina en 2014.

El premio fue presuntamente otorgado en reconocimiento al trabajo voluntario en el centro de enseñanza de inglés de la escuela para los niños de pueblos rurales en Yeongju, a unos 230 kilómetros al sureste de Seúl. Chung se convirtió posteriormente en la jefa del centro.

Cho, ex jefe secretario presidencial para los asuntos civiles, rechazó la implicación en los escándalos de corrupción que involucran a sus familiares.

Asimismo, el nominado dijo que las investigaciones de la fiscalía están en proceso sobre las acusaciones que han surgido, añadiendo que no era consciente de la mayoría de ellas.

El rector de la Universidad Dongyang, Choi Sung-hae, dijo, el jueves, ante los reporteros, que Chung le solicitó que dijera que le había encomendado con la autoridad para expedir el certificado del premio del rector. Su comentario provocó la especulación de que la esposa de Cho podría haber tratado de destruir la evidencia.

El rector dijo, a la Agencia de Noticia Yonhap, que Chung hizo que se comunicase con su esposo por teléfono y que fue presionado por Cho para hacer una declaración falsa acerca de las acusaciones sobre la falsificación de Chung.

Cho reconoció que habló por teléfono con Choi, pero rechazó las afirmaciones de que pudiera haber ejercido presión sobre el rector, agregando que se disculpó por el escándalo y que le solicitó que revelase la verdad tal como es.

El presidente Moon se está encaminando al nombramiento del nominado Cho, este fin de semana, como muy pronto, ya que Moon ha solicitado al Parlamento que envíe un informe de audiencia sobre Cho para este viernes.

Cho, quien es también profesor de derecho, está considerado como una figura icónica que podría completar la visión del presidente Moon para reformar la fiscalía. El nominado dijo, el lunes, ante los reporteros, que ahora es el momento oportuno para llevar a cabo la reforma de la fiscalía.

La fiscalía ha efectuado redadas, desde la semana pasada, en más de 20 ubicaciones ligadas con el escándalo de corrupción, como parte de su investigación sobre las acusaciones. El gobernante Partido Democrático (DP) condenó abiertamente la investigación como una medida destinada a obstaculizar la visión de Moon para la reforma de la fiscalía.

La oficina presidencial, Cheong Wa Dae, y la fiscalía se enfrentaron, el jueves, sobre la investigación, puesto que la oficina de la fiscalía hizo una protesta pública inusual, urgiendo a los funcionarios presidenciales a suspender la intervención en su investigación. Cheong Wa Dae negó inmediatamente cualquier interferencia.

felicidades@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir