Go to Contents Go to Navigation

El jefe de las USFK enfatiza la fuerte alianza de Corea del Sur y EE. UU. en medio de especulaciones de una brecha

Nacional 05/09/2019 22:28
El ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo (izda.), y el general Robert Abrams, comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés), brindan durante el banquete del Diálogo de Defensa de Seúl, en Seúl, el 5 de septiembre de 2019, en esta foto proporcionada por el Ministerio de Defensa. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 5 de septiembre (Yonhap) -- El general Robert Abrams, comandante de las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK, según sus siglas en inglés), ha enfatizado este jueves la importancia de la alianza de los dos países en medio de especulaciones sobre una posible brecha tras la decisión de Seúl de poner fin a un pacto de intercambio de información militar con Japón.

"Es un compromiso reiterado y demostrado de defenderse mutuamente de las amenazas que enfrentan nuestros países. No podríamos ni podemos hacerlo solos", dijo Abrams durante el banquete como parte del Diálogo de Defensa de Seúl (SDD) que se está llevando a cabo en Seúl.

Señalando que la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos se forjó a través de feroces combates terrestres y se solidificó a través de valores y sacrificios compartidos, el comandante dijo: "Nos referimos a nuestra alianza como acorazada, pero todo lo que ustedes necesitan entender es que es mucho, mucho más que eso".

El mes pasado, Corea del Sur anunció su decisión de poner fin al Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA) después de que Japón impusiera restricciones de exportación a Corea del Sur en aparente represalia contra la decisión del Tribunal Supremo sobre el trabajo forzado en tiempos de guerra.

Washington expresó públicamente su decepción con la decisión, ya que el pacto era visto como una rara plataforma para promover la cooperación de seguridad trilateral entre Seúl, Washington y Tokio.

Abrams asistió al foro de seguridad como representante de EE. UU. después de algunas controversias sobre la tardía respuesta de Washington a la invitación de Seúl al evento.

Durante la cena, también destacó el papel del Comando de las Naciones Unidas (UNC). Señalando que la comunidad internacional, así como los llamados Estados remitentes que son miembros del UNC, también esperan la desnuclearización y la paz permanente en la península coreana, el comandante dijo: "Estuvimos aquí ayer, estamos aquí hoy y estaremos mañana".

Según los informes, Corea del Sur y EE. UU. han mostrado diferencias sobre el papel futuro del UNC después de la transferencia prevista del control operativo (OPCON) en tiempos de guerra de las tropas surcoreanas de Washington a Seúl.

Si bien EE. UU. sostuvo que se debería permitir al UNC dar instrucciones al Estado Mayor Conjunto (JCS) de Corea del Sur en contingencias para cumplir con su función principal de mantener el armisticio en la península, Corea del Sur dijo que podría sobrepasar su autoridad, y esas instrucciones podrían colisionar con las operaciones militares del JCS.

El Diálogo de Defensa de Seúl de tres días, que continuará hasta el viernes, reunió a cientos de funcionarios y expertos de alrededor de 50 países y organizaciones internacionales para servir como un lugar para discusiones y diplomacia de defensa para la cooperación de seguridad, según su organizador, el Ministerio de Defensa surcoreano.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir