Go to Contents Go to Navigation

Ministerio de Defensa: No hay grandes diferencias entre Seúl y Washington sobre asuntos del GSOMIA

Nacional 29/08/2019 15:08
Imagen de archivo de la portavoz del Ministerio de Defensa, Choi Hyun-soo

Seúl, 29 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos siguen con discusiones estrechas respecto a la decisión de Seúl de finalizar su acuerdo de intercambio de inteligencia con Japón, y no hay grandes diferencias entre los aliados, según ha dicho, este jueves, el Ministerio de Defensa.

EE. UU. expresó decepción y preocupación tras la decisión de Corea del Sur de poner fin al Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés), considerado como el principal mecanismo de seguridad entre Seúl, Washington y Tokio.

"Corea del Sur y EE. UU. han estado manteniendo discusiones estrechas sobre los detalles, y no creo que haya grandes diferencias", dijo la portavoz del Ministerio de Defensa, Choi Hyun-soo, en una sesión informativa regular.

Añadió que, como se dijo previamente, Corea del Sur y EE. UU., pese a la terminación del GSOMIA, mantendrán una postura de defensa combinada estable y perfecta mediante una comunicación estrecha.

La semana pasada, Corea del Sur anunció que acabará con el acuerdo a medida que Japón ha rechazado resolver temas pendientes mediante el diálogo, mientras extiende las restricciones de exportación sobre Seúl, citando preocupaciones de seguridad. Las restricciones comerciales están consideradas como una aparente represalia contra la sentencia del Tribunal Supremo surcoreano del año pasado por el trabajo forzado en tiempos de guerra.

En el último de una serie de mensajes públicos emitidos contra la decisión surcoreana, el secretario de Defensa de EE. UU., Mark Esper, dijo el miércoles que expresa su decepción, mientras que hizo entrever su esperanza de que los dos aliados puedan resolver las diferencias.

El general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto (JCS), dijo también que compartió el descontento de Esper, aunque no ve un impacto por la decisión de retirada de Seúl sobre las operaciones militares.

Randall Schriver, secretario de Defensa adjunto de EE. UU. para los asuntos de seguridad del Indopacífico, también enfatizó el llamamiento de Washington sobre Seúl de renovar el acuerdo.

El primer acuerdo militar entre Seúl y Tokio desde la liberación de la península coreana del imperio colonial de Japón, en 1910-45, urge al intercambio de información militar clasificada entre los dos países para hacer frente mejor a las amenazas de Corea del Norte.

Tras la decisión de Seúl, el acuerdo, firmado en 2016, dejará de ser válido en noviembre.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir