Go to Contents Go to Navigation

Corea del Norte celebrará una reunión parlamentaria en medio de especulaciones sobre la reanudación de los diálogos nucleares

Corea del Norte 29/08/2019 10:26
En la imagen, difundida por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte, se muestra la reunión de la 14ª Asamblea Popular Suprema, celebrada, el 11 de abril de 2019, en Pyongyang. (Uso exclusivo dentro de Corea del Sur. Prohibida su distribución parcial o total)

Seúl, 29 de agosto (Yonhap) -- El Parlamento de mera formalidad de Corea del Norte tiene previsto celebrar, este jueves, una inusual segunda reunión del año, generando especulaciones sobre qué mensaje enviará Pyongyang al mundo exterior en medio de diálogos de desnuclearización estancados con Estados Unidos.

La Asamblea Popular Suprema (SPA, según sus siglas en inglés), el mayor órgano de poder del régimen según la Constitución, por lo general se reúne una vez al año para aprobar las decisiones del Partido de los Trabajadores. El Norte también ha utilizado las sesiones de la SPA como una plataforma importante para revelar cambios o mensajes clave de políticas.

Durante la primera sesión de este año, en abril, Kim Jong-un fue reelegido como presidente del Comité de Asuntos de Estado, la posición de poder más alta del régimen comunista, y su Constitución fue revisada para hacerlo jefe de Estado oficial.

Kim también pronunció un discurso político inusual durante la reunión, expresando su disposición a celebrar una tercera cumbre con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de su cumbre sin acuerdo en febrero y diciendo que esperará hasta el final del año para la decisión "valiente" de Washington.

La reunión de este jueves está llamando la atención, ya que se produce en medio de la especulación de que las conversaciones nucleares estancadas entre el Norte y EE. UU. podrían reanudarse ahora que los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y EE. UU. han concluido.

Pyongyang denunció fuertemente los ejercicios como prueba de hostilidades y realizó una serie de lanzamientos de misiles en protesta. Aún así, Trump dijo que Kim le envió una carta diciendo que le gustaría comenzar las negociaciones tan pronto como terminen los ejercicios.

Los observadores dicen que el Norte podría usar la sesión de la SPA para mostrar lo que dicen ser mejoras en su desarrollo de armas convencionales demostrado por sus recientes lanzamientos de misiles y proyectiles.

Eso podría calmar la ansiedad de seguridad que ha estado creciendo entre los norcoreanos desde que Pyongyang salió de los diálogos de desnuclearización, al tiempo que podría enviar un mensaje a EE. UU. de que continuará desarrollando o modernizando armas para mejorar su capacidad de autodefensa.

En la reunión de la SPA de este jueves también se podrían discutir medidas de seguimiento sobre decisiones de la sesión de abril, como nuevas leyes o reformas regulatorias para apoyar el crecimiento económico, agendas clave del líder Kim, dijeron los observadores.

Corea del Norte se ha centrado en el desarrollo económico desde su cambio de política, anunciada en abril de 2018, desde la llamada política byongjin de buscar simultáneamente el desarrollo nuclear y económico.

El Norte ha estado impulsando un plan de desarrollo económico quinquenal que finalizará en 2020, pero se considera que está muy por debajo de las expectativas frente a las duras sanciones mundiales impuestas a su economía.

Seúl está prestando mucha atención a los cambios políticos y a los mensajes que enviará el Norte durante la segunda sesión de la SPA.

En la imagen de archivo se muestra al portavoz del Ministerio de Unificación, Lee Sang-min.

El lunes, el portavoz del ministerio de Unificación, Lee Sang-min, dijo que cree que la reunión de la SPA de Corea del Norte es una buena oportunidad para anunciar a nivel nacional y al extranjero su dirección política o una evaluación de los negocios que ha llevado a cabo.

Lee añadió que, en la última sesión de la SPA, Corea del Norte envió un mensaje exterior sobre las relaciones entre el Norte y EE. UU., señalando que Corea del Sur seguirá de cerca la reunión considerando estas situaciones pasadas.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir