Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN) Moon: Corea del Sur 'aunará fuerzas de buena gana' con Japón si este opta por el diálogo y la cooperación

Últimas noticias 15/08/2019 14:14
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, pronuncia un discurso durante una ceremonia por el Día de la Liberación, celebrada, el 15 de agosto de 2019, en la Sala de la Independencia de Corea, en la ciudad de Cheonan, provincia de Chungcheong del Sur.

Seúl, 15 de agosto (Yonhap) -- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, ha dicho, este jueves, que Corea del Sur "aunará fuerzas de buena gana" con Japón para la prosperidad de Asia Oriental si este opta por el diálogo y la cooperación, al objeto de poner fin a una creciente disputa comercial derivada de las diferencias por el trabajo forzado en los tiempos de guerra.

Moon realizó los comentarios en su discurso por el Día de la Liberación para conmemorar el fin, en 1945, del dominio colonial japonés sobre la península coreana, prometiendo convertir a Corea del Sur en "una nación inquebrantable" y en una "potencia económica responsable" y cooperar con Japón en un plano de igualdad.

"Mejor tarde que nunca. Si Japón elige el camino del diálogo y la cooperación, aunaremos fuerzas de buena gana", dijo Moon en un discurso televisado a nivel nacional, añadiendo que Corea del Sur se esforzará con Japón para crear una Asia Oriental que coopere y lleve a cabo un comercio justo.

Los comentarios representan una de las tentativas de diálogo más claras hacia Tokio desde que este inició una aparente represalia económica contra Seúl, a comienzos de julio, por el tema del trabajo forzado en tiempos de guerra.

Durante su discurso, de casi media hora de duración, pronunciado en la Sala de la Independencia de Corea, en la ciudad de Cheonan, a 85 kilómetros al sur de Seúl, el presidente utilizó reiteradamente las palabras "cooperación" y "prosperidad" y enfatizó que los dos países vecinos deberían superar el pasado y avanzar hacia el futuro juntos.

Moon dijo que espera que Japón desempeñe, junto con Corea del Sur, un papel importante para facilitar la paz y prosperidad en Asia Oriental, mientras contempla el pasado que trajo infortunio a sus países vecinos.

Mencionó las Olimpiadas de Tokio, que tendrán lugar el próximo año, tras las Olimpiadas de Invierno de PyeongChang 2018 y antes de la celebración de las Olimpiadas de Invierno de Pekín 2022, diciendo que esto supondrá una serie sin precedentes de juegos olímpicos celebrados en Asia Oriental y que será una oportunidad de oro para consolidar el marco de la amistad y cooperación en la región y progresar por el camino hacia la prosperidad común. Sin embargo, añadió que Japón debería dejar primero de usar el comercio como un "arma" dado que el orden del libre comercio sufrá un daño inevitable.

Tokio eliminó recientemente a Corea del Sur de su lista blanca de socios comerciales de confianza, en una aparente represalia por las sentencias, del año pasado, del Tribunal Supremo surcoreano que ordenaron a las firmas japonesas compensar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante la Segunda Guerra Mundial. Seúl eliminó posteriormente a Japón de su lista blanca en una medida ojo por ojo.

La disputa comercial ha demostrado nuevamente que el legado de la colonización japonesa todavía atormenta las relaciones entre los dos aliados principales de Estados Unidos.

Los surcoreanos creen que Japón no ha expiado sinceramente sus fechorías del pasado, mientras que Japón dice que ha hecho lo suficiente.

Moon enfatizó también la necesidad de la cooperación "equitativa" entre los países de la región; sin embargo, añadió que Corea del Sur debe convertirse aún en una nación que no se vea afectada por la presión externa y fijó sus miras en un país que sirva como "un puente al tomar el liderazgo en la promoción de la paz y prosperidad en el continente y en el océano".

Las dos iniciativas diplomáticas principales de su Administración, la Nueva Política del Sur y Nueva Política del Norte, forman parte de dichos esfuerzos.

El primer paso para desempeñar tal papel de puente es conectar las vías férreas y carreteras cortadas con Corea del Norte, señaló Moon.

Sobre el proceso de desnuclearización, enfatizó la importancia de las conversaciones a nivel de trabajo entre Pyongyang y Washington para organizar una tercera cumbre, diciendo que esto constituye, probablemente, la coyuntura más crítica en todo el proceso para lograr la desnuclearización y el establecimiento de la paz en la península coreana. Asimismo, dijo que ahora es el momento para que ambas Coreas y EE. UU. se centren en la reanudación de dichos diálogos lo antes posible y que, incluso si hay una "causa de descontento" ambas partes deberían discutirla en la mesa de negociaciones.

El mandatario presentó un objetivo a largo plazo de paz duradera en la península, prometiendo consolidar los fundamentos de modo que ambas Coreas puedan organizar juntas con éxito las Olimpiadas de Seúl-Pyongyang 2032 e ir con la frente alta ante el mundo como una sola Corea al lograr la paz y unificación para 2045, coincidiendo con el centenario de la liberación.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in (segundo por la dcha.), y la primera dama, Kim Jung-sook, asisten a la ceremonia del 74 ° Día de la Liberación, celebrada, el 15 de agosto de 2019, en la Sala de la Independencia de Corea, en la ciudad de Cheonan, provincia de Chungcheong del Sur.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir