Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) Moon visita a un fabricante de materiales de alta tecnología en medio de la disputa comercial con Japón

Economía 07/08/2019 18:15
El presidente, Moon Jae-in (centro), se reúne, el 7 de agosto de 2019, con los trabajadores de SBB TECH Co., en Gimpo, en la provincia de Gyeonggi.

Seúl, 7 de agosto (Yonhap) -- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ha demostrado, este miércoles, la resolución de su Administración, mediante acciones, para ayudar a las firmas surcoreanas a superar a las japonesas en el suministro de materiales de alta tecnología, en medio de la creciente disputa comercial entre las potencias del Nordeste Asiático.

Moon visitó SBB TECH Co., con sede en Gimpo, al noroeste de Seúl, que fabrica rodamientos cerámicos y desaceleradores de control de precisión utilizados en robots.

La medida del presidente tuvo lugar tras una serie de duros comentarios contra Japón, por su medida de represalia de restricciones de exportación.

El mandatario advirtió a Tokio que Seúl no será vencido de nuevo y prometió máximos esfuerzos para ponerse al mismo nivel económico del país vecino.

Moon destacó que la disputa comercial actual puede ser una oportunidad para algunas industrias surcoreanas, que han dependido considerablemente del suministro japonés, para elevar su propia competitividad o diversificar los proveedores extranjeros.

Al hablar con los trabajadores de la empresa, Moon señaló que Corea del Sur es el país número uno en términos de aprovechar la tecnología robótica en el sector manufacturero.

Moon señaló que, si bien, Corea del Sur usa muchos robots, la realidad es que la tasa de localización de piezas y materiales de robots aún no es alta, añdiendo que la empresa tiene un gran potencial de crecimiento en ese sentido.

También dijo que el Gobierno tratará de asignar más fondos para investigación y desarrollo (I+D) para pequeñas y medianas empresas.

El presidente Moon Jae-in toca un componente desacelerador de precisión durante una visita a SBB TECH Co., en Gimpo, en la provincia de Gyeonggi, el 7 de agosto de 2019.

El Gabinete japonés aprobó, la semana pasada, un plan para eliminar a Corea del Sur de su "lista blanca" de socios comerciales de confianza, en una aparente medida de represalia por la actitud de Seúl ante la cuestión de las víctimas del trabajo forzado durante el período colonial japonés.

Horas antes de la visita del líder surcoreano a la fábrica, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria japonés promulgó una enmienda relacionada con el Ordenaza de Gestión del Comercio de Exportación.

Corea del Sur ha sido categorizada en el Grupo B de países sujetos a evaluar, caso por caso, en la ofertas de compra de componentes y otros materiales conflictivos estratégicamente. La medida entrará en vigor el 28 de agosto.

Las firmas surcoreanas, incluidos los conglomerados, han dependido de Japón para obtener muchos materiales industriales de alta tecnología, teniendo en cuenta no solo su calidad, sino también la velocidad y estabilidad para el abastecimiento de los mismos.

Sin embargo, la Administración Shinzo Abe reveló la vulnerabilidad, incertidumbre e inestabilidad del comercio con Japón.

SBB TECH, establecida en 1993, registró unas ventas de 9.200 millones de wones (7,57 millones de dólares) en 2018. Con solo 84 empleados, la firma desarrolló, por primera vez en Corea del Sur, la tecnología de desaceleradores armónicos para su uso en robots.

Sin embargo, los conglomerados nacionales continuaron con la importación de los componentes de Japón.

Alarmada por los obstáculos de exportación japoneses, la Administración Moon planea ampliar su apoyo a las firmas locales para desarrollar las tecnologías y la producción en masa de los materiales de alta tecnología.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir