Go to Contents Go to Navigation

Una serie de lanzamientos de álbumes y conciertos de K-pop en Japón están en el limbo en medio de una disputa comercial

Hallyu 06/08/2019 18:37
Esta foto muestra a los seguidores japoneses antes del concierto de BTS el 6 de julio en el Yanmar Stadium Nagai de 47.000 asientos en Osaka.

Seúl, 6 de agosto (Yonhap) -- Un número sin precedentes de conciertos de K-pop de alto perfil y lanzamientos de álbumes llegarán a Japón a partir de agosto, ya que el K-pop está disfrutando de un apogeo en el país vecino, pero se teme que una acelerada disputa comercial entre Corea del Sur y Japón genere incertidumbre sobre su futuro.

Llevando sus relaciones diplomáticas con Corea del Sur al punto más bajo, Japón impuso, a principios de julio, restricciones a las exportaciones de tres materiales esenciales de alta tecnología a Corea del Sur.

La semana pasada, Japón dio un paso más al eliminar a Corea del Sur de su lista blanca de socios comerciales de confianza, despojando al país de su trato preferencial en el comercio con Japón.

En este contexto de empeoramiento de los lazos diplomáticos, la súper banda de K-pop BTS tuvo una carrera exitosa en Japón, vendiendo unas 210.000 entradas para sus cuatro conciertos en solitario en Shizuoka y Osaka el mes pasado.

A principios de este mes, el sello musical más grande de Corea del Sur, SM Entertainment, también organizó con éxito conciertos conjuntos de algunos de sus artistas más famosos, como Red Velvet, EXO, NCT 127 y TVXQ, desafiando las tensiones diplomáticas entre los dos países, gracias a la popularidad sin precedentes del K-pop en Japón últimamente.

Esta foto de BLACKPINK es proporcionada por YG Entertainment. (Prohibida su reventa y archivo)

Solo esta semana, dos bandas de K-pop de alto perfil, WINNER y Mamamoo, tienen programado lanzar sus nuevos álbumes japoneses, siendo una prueba importante de receptividad de la música K-pop entre los consumidores de Japón, que podría servir como un barómetro para cómo se podrían recibir a otros artistas de K-pop en Japón tras ellos.

WINNER lanzará su último EP japonés, "WE", mientras que el grupo femenino Mamamoo lanzará su primer álbum japonés, "4 Colors", el mismo día. Con el lanzamiento del álbum, Mamamoo tiene previsto realizar eventos especiales en las principales ciudades japonesas, incluidas Tokio y Osaka, para celebrar su debut en Japón.

Más adelante este mes, el 21 de agosto, la banda femenina IZ*ONE, cuyo segundo sencillo japonés, "Buenos Aires", encabezó la lista semanal de sencillos de Oricon en julio, está preparada para lanzar su primera serie de conciertos en solitario en Japón como parte de su gira mundial en curso, "Eyes on Me", comenzando en el centro de convenciones Makuhari Messe, a las afueras de Tokio.

El mismo día, la banda masculina Monsta X lanzará su segundo álbum japonés, "Phenomenon", y comenzará la etapa japonesa de su gira mundial en curso, "We Are Here".

El próximo mes, la banda femenina de fama mundial BLACKPINK lanzará la versión japonesa de su exitoso álbum mundial "Kill This Love" y lanzará la promoción local del álbum japonés de 10 canciones antes de comenzar una serie de conciertos japoneses que se extenderá de diciembre a febrero del año que viene.

Octubre seguramente será el punto culminante de todos ellos, con tres importantes bandas de K-pop -EXO, Seventeen y TWICE- programadas para comenzar sus respectivas series de conciertos japoneses ese mes.

Hasta el momento, no ha habido señales de que los eventos de K-pop en Japón se vean afectados por la lucha diplomática y comercial bilateral, ya que el intercambio de cultura popular entre los dos países ha tendido a permanecer inmune a cualquier enredo político.

Sin embargo, si se agrava aún más, la disputa entre Seúl y Tokio posiblemente podría filtrarse en el frente cultural, pesando sobre las carreras de los artistas de K-pop en Japón.

Hwang Seong-woon, jefe del Centro Cultural Coreano en Japón, dijo que, hasta ahora, el frente de intercambio cultural entre Corea del Sur y Japón, incluido el "hallyu", ha recibido poco impacto, añadiendo que todavía muchos japoneses toman la cultura por separado de la política. El hallyu se refiere a la ola global de K-pop y otros contenidos culturales surcoreanos.

Hwang señaló que, sin embargo, se teme que el estado de ánimo empeore si continúan los informes de manifestaciones surcoreanas contra Japón, refiriéndose al creciente boicot a los productos japoneses en Corea del Sur.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir