Go to Contents Go to Navigation

Bolton llega a Seúl en medio de una disputa regional y la cuestión del estrecho de Ormuz

Nacional 23/07/2019 17:28
En la imagen de archivo, tomada el 11 de abril de 2019, se muestra al asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton (izda.), y su homólogo surcoreano, Chung Eui-yong, durante un encuentro en Washington D.C.

Seúl, 23 de julio (Yonhap) -- El asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, ha comenzado este martes su visita de dos días de duración en Corea del Sur, durante la que se centrará en consultas sobre diversas cuestiones, como Corea del Norte y el estrecho de Ormuz.

En particular, la visita tiene lugar mientras que los dos principales aliados asiáticos de Estados Unidos, Seúl y Tokio, se encuentran en medio de una disputa por la historia compartida y el aprovechamiento del comercio de la Administración Shinzo Abe como represalia contra Seúl.

Corea del Sur espera que EE. UU. ayude a resolver la disputa de forma diplomática.

Bolton llegó al país, esta tarde, a través de la Base Aérea de Osan, en la provincia de Gyeonggi, tras su visita a Japón.

El funcionario tuiteó: "Es maravilloso estar de vuelta en Seúl tan pronto, y espero ansioso reuniones productivas con el liderazgo de nuestro importante aliado y socio tan vital en la seguridad y prosperidad del Indopacífico".

El funcionario estadounidense tiene programado visitar la Embajada de Estados Unidos ante Corea del Sur, en Seúl, donde será informado sobre las cuestiones pendientes, según informó una fuente.

El miércoles, Bolton planea celebrar una serie de reuniones con su homólogo surcoreano, Chung Eui-yong; la ministra de Asuntos Exteriores, Kang Kyung-wha, y el ministro de Defensa, Jeong Kyeong-doo.

Entre las cuestiones a tratar se encuentran "cuestiones pendientes importantes" entre las dos partes, incluida la forma de establecer un régimen de paz permanente a través de la completa desnuclearización, además de reforzar su alianza, según dijo a los periodistas Ko Min-jung, portavoz de la Oficina del Presidente, Cheong Wa Dae.

Por su parte, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, no tiene previsto reunirse personalmente con el funcionario.

Esta es la segunda visita del asesor de seguridad al país en menos de un mes, después de acompañar al presidente estadounidense, Donald Trump, al país a finales de junio.

En esta ocasión, Bolton tiene muchas cuestiones a tratar con los funcionarios surcoreanos.

Se estima ampliamente que el funcionario solicite a Corea del Sur su unión a la coalición militar liderada por EE. UU., para asegurar la libertad de navegación en el estrecho de Ormuz, en Irán. Según informes, Washington espera que Seúl y otros países despachen a sus soldados y barcos navales, o contribuyan en un fondo para el patrullaje en el estrecho de Ormuz, por donde atraviesa la quinta parte del petróleo crudo mundial.

Bolton también escuchará la postura nacional sobre la reciente disputa con Japón, que fue causada por la repentina restricción de exportaciones japonesa contra las firmas surcoreanas.

Un funcionario de Cheong Wa Dae dijo abiertamente que el Gobierno revisaría "de manera objetiva", tanto cuantitativa como cualitativamente, la información militar intercambiada con Japón para decidir el destino de un acuerdo bilateral de inteligencia.

Si Seúl descarta el Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés), firmado en 2016, supondría un golpe contra el objetivo de Washington para lograr una cooperación trilateral más firme en seguridad, clave para contrarrestar las amenazas norcoreanas, además de mantener un control sobre el crecimiento del poderío militar chino.

Otra cuestión importante a tratar de la agenda de Bolton se encuentra la forma de avanzar en el proceso de desnuclearización y paz en la península coreana.

Los líderes de Pyongyang y Washington acordaron reanudar sus diálogos a nivel de trabajo durante su reunión espontánea, a finales de junio, en la Zona Desmilitarizada (DMZ). Hasta ahora no se ha establecido una fecha para los diálogos, mientras que Trump continúa alegando que mantiene una "muy buena relación" con Corea del Norte y, recientemente, una "correspondencia muy positiva" con Pyongyang. Bolton es conocido por su postura de línea dura contra el Norte.

Entre tanto, tras mantener el lunes diálogos con altos funcionarios de Japón, en Tokio, Bolton dijo que tuvo una "muy productiva discusión en un amplio rango de cuestiones que son muy importantes desde un punto de vista en seguridad para ambos", haciendo referencia a Washington y Tokio.

En una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Taro Kono, Bolton tuvo una discusión sobre la tensión entre Seúl y Tokio, dijo un informe de noticias local.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir