Go to Contents Go to Navigation

Un alto diplomático surcoreano hace una crítica velada a las restricciones de exportación de Japón

Últimas noticias 11/07/2019 20:08
Lim Sung-nam, embajador de Seúl ante la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, habla durante un foro internacional en Odawara, Japón, el 11 de julio de 2019 en esta foto proporcionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. (Prohibida su reventa y archivo)

Seúl, 11 de julio (Yonhap) -- Un alto diplomático de Corea del Sur ha hecho, este jueves, una crítica levemente velada a las recientes restricciones de Tokio a las exportaciones a Corea del Sur, diciendo que cualquier medida "unilateral" fuera de sincronía con las normas internacionales no puede ser justificada.

Lim Sung-nam, embajador de Seúl ante la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, según sus siglas en inglés), hizo las declaraciones en medio del aumento de las tensiones sobre la medida, que Seúl considera una represalia por las decisiones del Tribunal Supremo del año pasado contra las empresas japonesas por el trabajo forzado en tiempos de guerra.

"Cualquier medida unilateral adoptada por miembros de la OMC que no esté en sintonía con las normas internacionales, incluidos los Acuerdos de la OMC, no puede ni debe ser justificada", dijo Lim durante un foro internacional en Odawara, Japón, según el Ministerio de Asuntos Exteriores. OMC son las siglas de la Organización Mundial de Comercio.

Lim también llamó la atención sobre la declaración pública de la cumbre del año pasado en la que participaron los líderes de la ASEAN de 10 miembros, Corea del Sur, China y Japón, que subrayaron su compromiso de "defender un entorno comercial global que sea abierto, mutuamente beneficioso y basado en las normas e inclusivo".

El embajador, además, citó la declaración adoptada en la clausura de la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) en Osaka, Japón, el mes pasado, que destacó la importancia de un entorno de comercio e inversión "libre, justo, no discriminatorio, transparente, previsible y estable".

El jueves pasado, Tokio impuso restricciones endurecidas a las exportaciones a Corea del Sur en un aparente movimiento de represalia contra las sentencias del Tribunal Supremo del año pasado que ordenaban a empresas japonesas compensar a las víctimas surcoreanas de trabajo forzado en tiempos de guerra.

Tokio ha presionado a Seúl para que intervenga a fin de abordar las nuevas tensiones derivadas de los fallos, ya que sostiene que todas las cuestiones de reparación derivadas de su colonización de la península de 1910-45 se resolvieron en virtud de un acuerdo de 1965 de Estado a Estado destinado a normalizar las relaciones bilaterales.

Pero Seúl se ha negado a intervenir en los litigios civiles, diciendo que respeta las decisiones judiciales bajo un principio constitucional democrático que garantiza la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir