Go to Contents Go to Navigation

S-Oil impulsa su negocio de petroquímicos con un proyecto de US$ 4.200 millones

Economía 26/06/2019 18:12
Esta foto proporcionada por S-Oil Corp. muestra el nuevo complejo de procesamiento de residuos (RUC, según sus siglas en inglés) de la compañía en Ulsan. (Prohibida su reventa y archivo)

Seùl, 26 de junio (Yonhap) -- S-Oil Corp., una de las principales refinerías de petróleo en Corea del Sur de Saudi Aramco, ha dicho este miércoles que ha completado la construcción de una instalación de producción petroquímica en el país, lo que ayudará a su presencia en un campo empresarial sin relación con la refinación.

En 2015, S-Oil, la tercera mayor refinería en el país, comenzó un proyecto de 4.200 millones de dólares para construir un complejo de procesamiento de residuos (RUC, según sus siglas en inglés) y un complejo transformador de olefinas (ODC) en Ulsan, a unos 414 kilómetros al sudeste de Seúl.

"La exitosa finalización del mayor proyecto en la historia de la refinería surcoreana y la industria petroquímica marca una transformación innovadora para S-Oil", dijo Kim Chul-su, presidente de la junta directiva de la firma, durante la ceremonia de inauguración para las instalaciones en Seúl, a la que también asistieron el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman.

El nuevo complejo, que tomó tres años en construirse, consiste de una unidad de craqueo catalítico fluido de alta severidad con una capacidad de 76.000 barriles diarios, una unidad de hidrodesulfuración de residuos con una capacidad de 63.000 barriles, una planta de óxido de propileno, otra de polipropileno y otras ocho instalaciones, incluyendo tanques de almacenamiento.

Mientras que el RUC es una instalación que reprocesa residuos de petróleo de poco valor, como combustible pesado y asfalto en gasolina y propileno, el ODC trata el propileno y lo convierte en productos petroquímicos de alto valor, como el polipropileno y óxido de propileno.

Tales instalaciones ampliarán la cartera empresarial y elevarán su proporción petroquímica del 8 al 13 por ciento, según S-Oil.

S-Oil dijo que las nuevas instalaciones ayudarán a elevar su rentabilidad, dado que la proporción de combustible pesado, como el fuelóleo​​ número 6 -también conocido como búnker C- y el asfalto, que son vendidos a un precio menor que el petróleo crudo, descenderá del 12 al 4 por ciento.

Asimismo, la firma dijo que el nuevo RUC también elevará su proporción de procesamiento entre las firmas nacionales, del 22,1 por ciento al 33,8 por ciento.

S-Oil djo que aumentará su transformación lanzando su segundo mayor proyecto petroquímico con Saudi Aramco, la mayor firma de petróleo crudo del mundo y también el mayor accionista de S-Oil, con más del 63 por ciento de las acciones.

Previamente esta semana, S-Oil y Saudi Aramco firmaron un memorándum de entendimiento (MOU) para comenzar un proyecto de craqueo térmico con vapor y transformador de olefinas de 6.000 millones de dólares. Conforme al acuerdo, S-Oil construirá un craqueo térmico con vapor que produce etileno y otros químicos básicos derivado de la nafta y productos secundarios, además de las instalaciones olefinas en Ulsan hasta el año 2024.

S-Oil es la tercera mayor refinería de petróleo de Corea del Sur. La firma registró 5,24 billones de wones (4.600 millones de dólares) en ventas y un ganancia de explotación de 255.000 millones de wones (220,35 millones de dólares) en el primer tirmestre de este año.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir