Go to Contents Go to Navigation

(ANÁLISIS) Un ídolo convertido en gurú del K-pop y jefe de YG se hunde por asuntos de drogas

Últimas noticias 17/06/2019 20:14
En la imagen de archivo se muestra a Yang Hyun-suk, CEO y jefe de producción de YG Entertainment.

Seúl, 17 de junio (Yonhap) -- Dejando atrás su historia personal de crecer desde ser un ídolo sensacional del K-pop a un gurú del entretenimiento, Yang Hyun-suk ha renunciado recientemente a sus cargos como CEO y jefe de producción de YG Entertainment por los asuntos de drogas que involucran a sus artistas.

YG es una de las tres grandes agencias del K-pop de Corea del Sur, junto con JYP Entertainment y SM Entertainment.

B.I, el líder y productor musical de iKON, una de las prometedoras bandas masculinas de YG, dejó la banda y su contrato con la agencia finalizó el 12 de junio por las acusaciones de que compró pastillas de LSD en 2016.

Fue el segundo artista de YG envuelto en un asunto relacionado con las drogas este año. En marzo, Seungri fue expulsado de la banda masculina BIGBANG y de la agencia de representación después de que una discoteca asociada con él fuera investigada por el uso de drogas y abusos sexuales.

Seungri fue acusado de malversación y cargos de proxenetismo después de ampliar la investigación del caso.

Sin embargo, la controversia que rodea a YG no se ha detenido allí. Los medios de comunicación locales informaron sobre las acusaciones de que Yang utilizó su influencia para frustrar una investigación policial oficial sobre el caso de drogas de B.I en 2016.

La Agencia de Policía Provincial Nambu de Gyeonggi anunció dos días más tarde, el viernes, que había lanzado un equipo especial de 16 miembros para investigar el caso de la droga, así como la presunta colusión entre Yang y la Policía, aludiendo a un posible interrogatorio policial al jefe de YG.

Yang ya ha estado bajo el radar de la Policía debido a las denuncias de los medios de comunicación de que contrató servicios sexuales para dos posibles inversores extranjeros en 2014.

También el viernes, Yang anunció que dimitiría del cargo principal en YG, renunciando a su control del tercer sello de K-pop más grande de Corea del Sur y el hogar de la banda femenina BLACKPINK.

La partida de Yang coloca al gigante sello de música y a sus artistas en un camino inusualmente incierto en el futuro y marca una gran desgracia en su célebre carrera en el K-pop.

Yang irrumpió en la escena del K-pop como miembro de la banda de tres miembros Seo Taiji and Boys, cuya sensacional carrera de 1992 a 1996 introdujo el hip-hop en la escena del K-pop e hizo de la banda prácticamente los primeros ídolos del país, con un estatus que coincidía con el de las estrellas del K-pop más adoradas en la actualidad.

Yang fundó YG en 1997, que se lanzó con éxito en la escena del K-pop con sus bandas masculinas de primera generación como Jinusean y 1TYM. Estas fueron seguidas por grupos musicales más sensacionales a nivel mundial como BIGBANG, 2NE1 y más recientemente BLACKPINK.

Después de haber sido incluida en el índice tecnológico KOSDAQ en 2011, la capitalización de mercado de YG creció a casi 530.000 millones de wones (446,6 millones de dólares), transformando con éxito a Yang de un ídolo del K-pop a la cabeza de uno de los tres principales sellos musicales.

Pero los estándares éticos de YG para sus artistas fueron objeto de un profundo escrutinio público, ya que varios de sus artistas asociados se vieron envueltos en problemas de drogas y marihuana.

Park Bom, una de las cuatro cantantes de 2NE1, fue acusada en 2014 de haber importado personalmente unas 80 pastillas de Adderall, un estimulante del sistema nervioso a base de anfetaminas, prohibido localmente, en 2010. No fue acusada oficialmente, pero como consecuencia 2NE1 fue incapaz de trabajar en equipo antes de su disolución en 2017.

Dos miembros de BIGBANG, G-Dragon y T.O.P, también fueron acusados ​​de fumar marihuana en 2011 y 2017, respectivamente, y este último recibió una sentencia de 10 meses de prisión, interrumpida a los dos años.

YG a menudo respondió a tales acusaciones de drogas con indiferencia y, a veces, con una amenaza de demandar a quienes hicieron acusaciones de difamación, incluso en el caso más reciente de B.I, haciendo caso omiso de los artistas acusados ​​de YG.

Una agencia de representación con un sistema de gestión adecuado expulsa a los artistas que tienen signos de problemas relacionados con las drogas desde el principio, porque tienen el potencial de causar un gran problema en el futuro, sin importar cuán talentosos y prometedores sean, dijo un representante de otra agencia refiriéndose a la partida de Yang.

Las cosas fueron de mal en peor para YG. La compañía se encuentra actualmente bajo una investigación fiscal especial por su presunta participación en el escándalo que rodea a Seungri.

Además de eso, Lee Seung-hoon, un miembro de otra banda de YG, WINNER, fue acusado de mediar entre Yang y una mujer que supuestamente adquirió pastillas de LSD para B.I en 2016. Yang la amenazó para revertir su testimonio policial contra el miembro de iKON en ese momento, según informes de prensa.

WINNER e iKON se encuentran entre las jóvenes bandas en ascenso de YG, y los episodios recientes podrían manchar sus nombres, ya que las dos bandas tienen previsto celebrar conciertos locales y japoneses este mes y en julio, respectivamente.

El escándalo de YG tampoco es un buen augurio para BLACKPINK, una banda femenina de cuatro integrantes de YG que disfruta de su apogeo con su último álbum "Kill This Love" y su canción homónima, que debutaron en las listas de Billboard en la posiciones 41ª y 24ª, respectivamente.

Con nuevos lanzamientos de una serie de otros artistas, como Akdong Musician y Eun Ji-won, programados para este año, algunos seguidores enojados comenzaron a boicotear la música de YG. Señalan que el exjefe aún puede influir en la etiqueta como su mayor accionista.

Esta foto muestra a B.I, el líder de la banda masculina iKON, que dejó el grupo el 12 de junio de 2019 por acusaciones de drogas.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir