Go to Contents Go to Navigation

La viuda y la hija del expresidente de Korean Air son sentenciadas a prisión suspendida

Últimas noticias 13/06/2019 16:39
En las imágenes, tomadas el 13 de junio de 2019, se muestran a Lee Myung-hee (izda.) y Cho Hyun-ah subiendo a sus vehículos tras las sentencias del Tribunal del Distrito de Incheon, al oeste de Seúl.

Incheon, Corea del Sur, 13 de junio (Yonhap) -- Un tribunal de Incheon ha sentenciado, este jueves, a prisión suspendida a la viuda y la hija mayor del expresidente de Korean Air, Cho Yang-ho, por su contrabando de productos de lujo mediante los aviones de su aerolínea.

El Tribunal del Distrito de Incheon sentenció a Lee Myung-hee, de 70 años de edad, esposa del difunto presidente de la firma, a seis meses de prisión, suspendida por un año, con una multa de 7 millones de wones (5.919 dólares) y el decomiso de 37 millones de wones (31.281 dólares).

Por su parte, su hija, Cho Hyun-ah, de 45 años, exvicepresidenta de Korean Air, fue sentenciada a ocho meses de prisión, suspendida por dos años, con una multa de 4,8 millones de wones (4.058 dólares) y el decomiso de 63 millones de wones (53.263 dólares).

Previamente, Cho y los empleados de Korean Air fueron acusados de aprovecharse de los aviones de Korean Air para traer de contrabando productos valorados en un total de cerca de 88 millones de wones (74.399 dólares), incluidos ropa y bolsos de lujo, en 202 ocasiones entre enero de 2012 y mayo de 2018, haciéndolos pasar por productos traídos para la aerolínea.

Lee fue sentenciada por haber contrabandeado productos por valor de unos 37 millones de wones (31.281 dólares), incluida cerámica, en 46 ocasiones, a través de las oficinas internacionales de la aerolínea, entre mayo de 2013 y marzo de 2018.

Asimismo, Lee fue sentenciada por haber informado falsamente a la oficina de aduanas que la aerolínea importó muebles valorados en 35 millones de wones (29.590 dólares), incluidos sofás, que había comprado entre enero y julio de 2014 para uso privado.

El contrabando es un delito sancionable con cinco años de prisión como máximo y multas que pueden superar hasta 10 veces el valor de los impuestos evadidos.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir