Go to Contents Go to Navigation

El jefe del BOK indica un posible recorte en el tipo de interés en medio de las elevadas incertidumbres

Economía 12/06/2019 11:27
En la imagen de archivo se muestra al gobernador del Banco de Corea, Lee Ju-yeol, durante una conferencia de prensa celebrada, el 31 de mayo de 2019, en Seúl.

Seúl, 12 de junio (Yonhap) -- En lo que podría ser un cambio drástico de su promesa previa de mantenerse firme, el gobernador del banco central surcoreano, Lee Ju-yeol, ha insinuado, este miércoles, una política de flexibilización, dado que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China ponen de relieve las preocupaciones de la cuarta economía asiática.

En los últimos meses, el gobernador del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), descartó la posibilidad de una reducción del tipo de interés clave de Corea del Sur, manteniéndose firme en su creencia de que la economía nacional ganaría impulso durante la segunda mitad del año, algo que muchos afirman que es demasiado optimista ante las crecientes fricciones comerciales entre las dos principales economías mundiales.

En un discurso con motivo del 69º aniversario del establecimiento del BOK, Lee destacó la necesidad de lo que llamó "medidas apropiadas" para hacer frente a los cambios en las condiciones económicas.

El gobernador dijo que, dado que las incertidumbres externas han aumentado ante la disputa comercial entre Washington y Pekín, y la desaceleración en el mercado de semiconductores, se deben tomar medidas apropiadas para adaptarse a los cambios en las condiciones económicas, mientras se observa de cerca la dirección de los cambios y su impacto.

Desde comienzos de año, la economía ha estado mostrando señales de debilitación, en medio de una ralentización en las exportaciones y el gasto empresarial, señaló.

El jefe del banco central dijo que se estima que la economía nacional se amplíe ante el mayor gasto del Gobierno, y que la ralentización en las exportaciones e inversiones desaparezca en el futuro, pero que parece que las incertidumbres para el crecimiento económico se han vuelto mayores.

Los comentarios de Lee son un cambio radical de postura con respecto a su evaluación previa. Incluso el mes pasado, Lee dijo que un posible recorte en el tipo de interés no era una opción, dado que el crecimiento económico ganaría impulso.

Dos semanas antes, el banco central decidió mantener congelada su tasa de interés oficial en el 1,75 por ciento, en su primera votación separada, al menos desde noviembre, cuando la junta directiva elevó la tasa de referencia en 25 puntos básicos.

El BOK tiene previsto celebrar, a mediados de julio, su próxima reunión para la fijación del tipo de interés.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir