Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN) El barco turístico hundido en Hungría es izado

Últimas noticias 11/06/2019 15:11
En la imagen se muestra el Hableany, el crucero húngaro hundido en las aguas del río Danubio, que es izado de las aguas, el 11 de junio de 2019, casi dos semanas después del accidente fatal que dejó un saldo de 26 surcoreanos muertos o desaparecidos.

Budapest/Seúl, 11 de junio (Yonhap) -- Las autoridades húngaras han reflotado, este martes por la mañana (hora de Budapest), el casco del crucero turístico hundido en el río Danubio, casi dos semanas después del hundimiento mortal, que dejó un saldo de 26 surcoreanos muertos o desaparecidos, según dijeron los funcionarios.

El casco del barco Hableany se mostró sobre las aguas por debajo del puente Margit, en el centro de Budapest, mientras que las autoridades húngaras comenzaron el trabajo para izar el barco utilizando una grúa flotante que estuvo a la espera para comenzar las operaciones.

Las operaciones empezaron alrededor de las 6:30 a.m. (1:30 p.m. hora coreana).

El barco turístico, que llevaba a bordo a 33 turistas surcoreanos y 2 tripulantes húngaros, volcó y se hundió el 29 de mayo, después de chocar contra un gran crucero suizo. Como consecuencia del naufragio murieron 19 surcoreanos y otros 7 están desaparecidos. Aún no se sabe el paradero del capitán húngaro.

Se esperaba que se tardasen unas cuatro horas en acabar el reflotamiento, desde sacar el pecio fuera del río hasta colocarlo a salvo sobre la barcaza.

El 10 de junio del 2019 (hora local), se realizan los preparativos finales sobre una grúa flotante y barcazas en Budapest, Hungría, que han sido instaladas para sacar del agua el barco turístico Hableany, que se hundió por una colisión mortal dejando un saldo de 26 surcoreanos muertos o desaparecidos.

Las operaciones de búsqueda para encontrar a los desaparecidos también seguirán después de sacar el barco, dijo Song Shun-keun, agregado militar de la embajada surcoreana ante Budapest.

Las autoridades surcoreanas y húngaras han seguido con su búsqueda conjunta a lo largo del río con buceadores, helicópteros, drones y perros de búsqueda. El día anterior buscaron en zonas situadas hasta 50 kilómetros aguas abajo del lugar del hundimiento.

Los investigadores húngaros realizaron otro registro dentro del Viking Sigyn, el crucero que golpeó el barco turístico, para obtener pruebas adicionales, en medio de la creciente crítica de que la investigación del hundimiento no ha sido suficiente.

La policía húngara permitió al crucero seguir navegando dos días después del accidente, diciendo que obtuvo pruebas suficientes para la investigación. Un tribunal húngaro también ha otorgado la libertad condicional bajo fianza a Yuriy C., el capitán del crucero acusado de negligencia e imprudencia que causaron muertes.

Las críticas se elevaron a medida que parte del crucero fue repintada, en un aparente intento de encubrir y destruir los rastros de la colisión.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir