Go to Contents Go to Navigation

La Cruz Roja internacional distribuye a escuelas norcoreanas carteles de advertencia del peligro de bombas no detonadas

Últimas noticias 10/06/2019 17:08

Seúl, 10 de junio (Yonhap) -- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha anunciado, este lunes, que distribuyó miles de carteles a escuelas de Corea del Norte con el fin de elevar la conciencia sobre el peligro de bombas no detonadas, un legado de la Guerra de Corea de 1950-53.

El CICR completó la distribución de los carteles a las escuelas en Corea del Norte previamente este año, según su misión en Pyongyang. No especificó cuándo ni cuántos carteles se distribuyeron.

En una entrevista con la Agencia de Noticias Yonhap en diciembre, Bart Vermeiren, el entonces jefe de la misión en Pyongyang de la organización con sede en Ginebra, dijo que distribuiría "pronto" carteles a alrededor de 4.500 escuelas de todo el país.

El cartel proporcionado por el comité muestra diversos tipos de bombas no detonadas que los niños del país podrían encontrar en lugares como parques infantiles, cerca de sus casas y lugares de acampada. Asimismo, urge a los niños a reportar de inmediato a las autoridades en caso de encontrar una, añadiendo: "Prevengamos accidentes de bombas de antemano".

El comité dijo que el Ministerio de Seguridad del Pueblo de Corea del Norte también participó en el proyecto de diseño y distribución de los carteles.

El CICR ha estado trabajando duro para retirar con seguridad las bombas no detonadas lanzadas en el Norte durante la Guerra de Corea. Cree que elevar la "conciencia del riesgo" es una manera eficaz de reducir los accidentes causados por la amenaza oculta.

El riesgo parece ser más evidente en Corea del Norte que en cualquier otra región del mundo. Muchas partes de Corea del Norte están, aparentemente, "contaminadas" por bombas no detonadas abandonadas tras la Guerra de Corea.

Previamente, el comité estimó que ha habido alrededor de 16.000 víctimas mortales causadas en unos 5.000 incidentes relacionados con las bombas no detonadas. Esto indica que unas 150 personas son victimizadas por bombas no detonadas cada año.

Thierry Ribaux, quien asumió el cargo de jefe de la misión de Pyongyang a finales del año pasado, dijo a Yonhap en marzo, en una entrevista por escrito, que la organización seguirá proporcionando respaldo para la retirada de las bombas no detonadas en Corea del Norte.

Ribaux dijo que planean seguir ofreciendo apoyo a las autoridades para una retirada segura de los explosivos de la Guerra de Corea y añadió que es un proyecto bastante único que ha estado manteniéndose durante varios años.

El cartel, proporcionado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, muestra diversos tipos de bombas no detonadas que los niños podrían encontrarse de camino a la escuela, a su casa o en lugares de acampada. (Imagen proporcionada por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Prohibida su reventa y archivo)

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir