Go to Contents Go to Navigation

El ministro de Unificación dice que Seúl está trabajando duro para volver a encarrilar la cumbre Pyongyang-Washington

Últimas noticias 09/06/2019 16:29
El ministro de Unificación, Kim Yeon-chul, durante un evento gubernamental en Seúl, el 5 de junio de 2019.

Seúl, 9 de junio (Yonhap) -- El ministro de Unificación de Corea del Sur, Kim Yeon-chul, ha dicho este domingo que ahora es el momento de hacer todo lo posible para crear un ambiente positivo para una cumbre entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de la incertidumbre sobre si habrá un progreso en las estancadas negociaciones nucleares entre Pyongyang y Washington.

Desde que la segunda cumbre entre el líder norcoreano y Trump, en febrero en Hanói, Vietnam, acabó sin un acuerdo, Seúl ha estado tratando de mediar entre los dos por un progreso en las negociaciones nucleares.

"Ahora es el momento de que (el Gobierno de Seúl) realice plenos esfuerzos para reanudar las cumbres entre el Norte y EE. UU. en una fecha temprana", dijo el ministro de Unificación surcoreano en un programa de noticias de televisión emitido en vivo por KBS 1TV.

El ministro dijo que pese a que su postura básica sigue sin cambios, ha habido "pequeños cambios" en sus posturas.

"Es muy importante que Corea del Norte y EE. UU. tengan otra cumbre después de la cumbre de Hanói, y ese es el motivo que el presidente (surcoreano, Moon Jae-in), propusiera una cumbre intercoreana", dijo el ministro.

Desde que Moon propuso a mediados de abril una cuarta cumbre con Kim, Seúl ha estado tratando de promocionarla con el fin de mediar otra cumbre entre Kim y Trump.

Pero el ministro se mantuvo cauteloso sobre una cumbre entre Seúl y Pyongyang.

Dijo que el mejor de los casos sería que se mantuviera una cumbre intercoreana antes que la próxima cumbre Moon-Tump, en referencia a la planeada visita de Trump a Seúl prevista para finales de junio. Pero el ambiente actual no es lo suficientemente fácil para predecirlo positivametne.

Asimismo, indicó que Seúl está revisando una opción para proporcionar asistencia alimentaria a Pyongyang.

Corea del Sur ha iniciado recientemente discusiones con las agencias de asistencia internacional, incluyendo Unicef y el Programa Mundial de Alimentos, para donar asistencia humanitaria valorada en 8 millones de dólares a Corea del Norte para ayudar a las mujeres embarazadas y a los niños malnutridos en el país.

En adición al plan de donación, Seúl está también elaborando maneras de proporcionar asistencia humanitaria de alimentos a través de organizaciones internacionales a una Corea del Norte inmersa en serias faltas de alimentos en medio de las sanciones internacionales, dijo el ministro.

Respecto a si la asistencia sería arroz, un artículo de alivio negado durante largo tiempo a Corea del Norte por su posible conversión en efectivo, Kim dijo que hay un excedente de arroz de unos 1,3 millones de toneladas y que se paga más de 404,9 millones de dólares al año para su almacenamiento.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Palabras clave
Inicio Subir