Go to Contents Go to Navigation

(ANÁLISIS) ¿Puede 'Parasite' capturar al público surcoreano?

Hallyu 28/05/2019 17:44
En esta foto proporcionada por la EPA, el director surcoreano Bong Joon-ho habla en la ceremonia de clausura del 72º Festival de Cine de Cannes, en Cannes, Francia, el 26 de mayo de 2019, después de ganar la codiciada Palma de Oro con su película "Parasite".

Seúl, 28 de mayo (Yonhap) -- Ganar en festivales de cine de renombre mundial puede ser honorable y útil para promocionar películas, pero no siempre garantiza el éxito en la taquilla. Corea del Sur no es una excepción a esto.

14 largometrajes han recibido importantes premios en los tres festivales de cine más grandes del mundo, Cannes, Venecia y Berlín, pero sus trofeos hicieron poco para proporcionar un impulso a la venta de entradas.

Probablemente porque muchas personas piensan que las películas que ganan prestigiosos premios y reconocimientos críticos son aburridas y desabridas, e incluso difíciles.

"Chihwaseon" (Ebrio de mujeres y pintura), del veterano director Im Kwon-taek, que cuenta la historia de un pintor coreano del siglo XIX que cambió la dirección del arte coreano, fue aclamada por la prensa y los medios de comunicación luego de ganar el premio al mejor director en Cannes en 2002. Pero solo unas 400.000 personas vieron la película en los cines locales.

En Corea del Sur, las películas de presupuesto promedio vistas por 5 millones de personas o más se consideran éxitos moderados y las vistas por 10 millones son éxitos enormes.

"Oasis" de Lee Chang-dong, una historia de romance entre un hombre con discapacidad mental y una mujer con parálisis cerebral, recibió dos premios en el Festival Internacional de Cine de Venecia de 2002, pero no tuvo éxito en la taquilla.

"Secret Sunshine" (2007), también de Lee, ganó el premio a la mejor actriz en Cannes y consiguió más popularidad que la anterior, pero solo atrajo a 1,7 millones de espectadores.

(ANÁLISIS) ¿Puede 'Parasite' capturar al público surcoreano? - 2

En 2004, dos directores de renombre brillaron en el escenario internacional. Park Chan-wook fue galardonado con el segundo honor más alto en Cannes con su película de suspense y misterio "Old Boy", y "Samaritan Girl" de Kim Ki-duk también fue subcampeona en el Festival de Cine de Berlín.

Pero las películas no fueron éxitos de taquilla en su país de origen, aunque "Old Boy" atrajo a 3,2 millones de personas. En el mismo año, por otro lado, los éxitos de taquilla "Silmido" y "Taegukgi: Brotherhood of War" (La hermandad de la guerra) vendieron cada una unos 11 millones de entradas.

Otra de las películas premiadas en Cannes, "Thirst", de Park, estrenada en 2009, registró solo 2,2 millones de espectadores.

En 2012, Kim Ki-duk se convirtió en el primer director surcoreano en recibir el mayor honor en Venecia por su drama "Pietà" (Piedad), conocido por mezclar simbolismo cristiano y contenido altamente sexual. Pero vendió solo 630.000 entradas en Corea del Sur.

Pero mucha gente espera que la película de comedia negra "Parasite" de Bong Joon-ho, la primera película surcoreana en ganar el mayor honor en Cannes, sea diferente de las anteriores películas premiadas.

Los críticos de cine locales señalaron que Bong estaba a la altura de las expectativas de la gente. Sus películas no son demasiado difíciles, no solo para los críticos de cine sino también para el público, para entender sus mensajes y metáforas.

A lo largo de su filmografía, arroja luz sobre problemas sociales crónicos como el materialismo y la división de clases a través de analogías, y nunca deja de proporcionar una visión cálida y de buen humor de los débiles.

Sus películas bien acabadas y equilibradas han atraído a las audiencias surcoreanas, mientras que se convirtió en uno de los directores más buscados de los festivales internacionales de cine.

Su drama de 2003 "Memories of Murder" (Crónica de un asesino en serie), el segundo largometraje de Bong, vendió más de 5 millones de entradas, y "Snowpiercer" (Rompenieves) atrajo a más de 9 millones de espectadores. Su éxito número 1, "The Host", superó el hito de los 10 millones en 2006.

Además, "Parasite" es una película de género, el fuerte de Bong, protagonizada por Song Kang-ho, el actor habitual de Bong y uno de los actores más rentables de Corea del Sur. El actor también actuó en las exitosas películas de Bong "Memories of Murder", "The Host" y "Snowpiercer".

En "Parasite", Song interpreta el papel del padre de una familia pobre que vive en un sótano precario y mugriento. La familia se involucra en una serie de incidentes después de que el astuto hijo consiguió un trabajo como tutor para una familia adinerada que reside en una mansión opulenta y llamativa.

Los aficionados a las películas de Corea del Sur también esperan el lanzamiento, el jueves, del último trabajo de Bong.

La sátira familiar ya había registrado 210.000 entradas en la preventa hasta este martes por la tarde, dos días antes de su lanzamiento.

El número representó el 50 por ciento de todos las entradas reservadas hasta las 12:00 p.m., mientras que la película de acción en vivo "Aladdin" de Walt Disney representó el 21,8 por ciento.

Se espera que "Parasite" se proyecte en más de 1.000 pantallas en todo el país el día de estreno, y el número podría aumentar según la preventa de entradas.

Se ha vendido a un récord de 192 países, rompiendo la marca anterior de 176 establecida por "The Handmaiden" (La doncella) de Park Chan-wook.

"Parasite" es una película que logra un equilibrio entre los valores comerciales y artísticos, dijo Yoon Sung-eun, crítico de cine. Esto proporcionará al público una fascinante experiencia cinematográfica que atraviesa varios géneros y un mensaje de problemas sociales como los ricos y los pobres, añadió.

Póster de la película "Parasite", proporcionado por CJ Entertainment.

adrian@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir